El Espanyol no contempla radicales en sus gradas

stop

El club destaca que siempre ha cumplido la legislación vigente en materia de seguridad y que su estadio es seguro

Imagen de la Curva del RCD Espanyol en una imagen de archivo

20 de marzo de 2015 (17:03 CET)

El RCD Espanyol asegura que "ha cumplido, cumple y cumplirá la legislación vigente en materia de seguridad en el deporte erradicando cualquier tipo de violencia dentro del estadio", tras la información aparecida en Diario Gol en la que este medio refleja los intentos de la Brigadas Blanquiazules, grupo ultra de extrema derecha, de infiltrarse en la Curva.

El club que preside Joan Collet sostiene que siempre ha colaborado con los Mossos d'Esquadra para "resolver cualquier situación anómala en lo referente a comportamientos de los espectadores".

Sin incidentes

El Espanyol, asimismo, defiende que "el Power8 Stadium es un estadio seguro para presenciar los partidos de fútbol". "La mejor prueba de ello es que desde su inauguración no se ha registrado ni un solo incidente violento destacado en el seno de la instalación", añade fuentes próximas a la presidencia.

 "El club siempre ha manifestado y recordado que su Comisión de Disciplina Social actúa con toda diligencia ante cualquier denuncia de violencia, racismo o xenofobia aplicando el propio régimen de disciplina del club independientemente de la sanción que pueda aplicarse por la Comisión Antiviolencia", recalcan en la entidad.

Veto a las Brigadas Blanquiazules

 El Espanyol, que desde 2009 ha vetado a las Brigadas Blanquiazules, insiste en que "en su actual estadio no se han acogido ni se acogerán grupos ultras violentos, ya que todos los colectivos de animación reconocidos por la entidad cumplen las exigencias actuales de la LFP y también del propio club, básicamente la no violencia y la apolítica en sus expresiones".

El club, finalmente, destaca que "ha sido activo, referente y pionero en la erradicación de grupos violentos". "Esta política de actuación se ha mantenido siempre y también hoy es vigente en las actuaciones del club, que no contempla radicales en sus gradas", concluye dicha fuente.