El Espanyol despide y baja sueldos

stop

El club prescindirá de unos 15 empleados y reducirá los salarios de sus trabajadores entre el 5% y el 15% para cumplir con su plan de viabilidad

Joan Collet y Ramon Condal, presidente actual y anterior presidente del Espanyol | V. Malo

10 de enero de 2013 (19:16 CET)

Despidos en el Espanyol. José Luis Morlanes, consejero responsable del área económica, comunicó al comité de empresa que el club debe rebajar un 10% sus costes y que iniciará un proceso de reducción de salarios, entre el 5% y el 15% (en función de los ingresos), y la rescisión de entre 10 y 15 contratos de su personal laboral.

Atormentado por su crisis, el Espanyol busca soluciones drásticas para reconducir su economía. Mientras el ex presidente y máximo accionista del club, Dani Sánchez Llibre, negocia con un grupo inversor iraní la venta de un 40% de las acciones, el consejo de administración ultima el pago de los seis millones de euros que, a corto plazo, tenía que solventar con Hacienda para evitar el concurso de acreedores. Y, a principios de semana, Morlanes activó su nuevo plan de viabilidad para reducir gastos.

Deuda neta de 144 millones de euros

"Si el club ha reducido gastos con los proveedores, es normal que los recortes afecten ahora a los trabajadores", comentó a Diario Gol una fuente del Espanyol. "La reducción drástica del gasto ya se aplicó en Navidad. No hubo regalos de empresa ni la tradicional comida con los medios de comunicación", prosiguió. "Ahora se abre un período de bajas incentivadas. Es una situación dura, pero no podemos hablar de un ERE, porque se trata de despidos individuales de puestos de trabajo que la empresa considera que se pueden amortizar", concluyó.

El Espanyol, presidido desde el 19 de noviembre por Joan Collet tras una junta general de accionistas que retrató las enormes tensiones entre la dirección del club y sus accionistas, tiene una deuda neta reconocida de 144 millones (la deuda bruta es de 188 millones). El último ejercicio deportivo se cerró con un superávit de 200.000 euros y la entidad rebajó su deuda en unos 3,8 millones de euros. La construcción del nuevo campo de Cornellà-El Prat costó finalmente 90 millones de euros y el Espanyol tiene que pagar cuatro millones de euros anuales en intereses.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad