El Espanyol de Aguirre sigue viendo la botella medio llena

stop

Los blanquiazules firmaron un insípido empate sin goles en Zaragoza, pero siguen rascando desde la llegada del mexicano

Stuani pelea un balón por alto con el zaragocista Paredes

26 de enero de 2013 (22:28 CET)

Suma y sigue. El Espanyol arañó un punto más en su carrera hacia la salvación frente al Zaragoza. Los de Javier Aguirre continúan con su progresión ascendente desde la llegada del mexicano y se sitúan provisionalmente en la 14ª posición, cuatro puntos por encima de la zona de descenso, a la espera de lo que hagan Osasuna, Mallorca y Deportivo.

Frente a un Zaragoza, que sigue sin conocer la victoria en 2013 y que contó con la ausencia de Apoño, Aguirre planteó un partido cauto. El 'Vasco' compensó la baja de Verdú con la versión más conservadora de su 'trivote', la formada por Forlín, Víctor Sánchez y Raúl Baena, aquélla que salió escaldada del Camp Nou. Sin embargo, los 'pericos' se lanzaron a por los tres puntos desde el primer minuto, gracias al vigor de un enchufado Simao.

Fuegos de artificio

La primera ocasión, no obstante, cayó del bando blanquillo con un primer disparo de Víctor que a punto estuvo de aprovechar Postiga en el rechace, antes de que el meta Casilla detuviera un buen remate de Álvaro tras una gran jugada personal. Como respuesta, Sergio García puso en peligro la meta aragonesa con un disparo raso y cruzado que detuvo Roberto sin problemas.

Así, el partido llegó al descanso y, tras una primera parte gris, no comenzó de forma más alegre el segundo asalto. Enredados y un tanto obtusos ambos equipos, poco se veía sobre el rectángulo de juego, con un Zaragoza que, a base de pelotazos, no conseguía derrumbar el muro impuesto por el equipo de Aguirre. Replegado atrás, fue el Espanyol quien pudo inaugurar el marcador con un buen cabezazo de Stuani que despejó de forma providencial Roberto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad