El Espanyol confirma su recuperación en Anoeta

stop

Un gol de Colotto da la primera victoria del equipo de Pochettino en campo contrario ante una Real Sociedad con muy pocas luces

Longo pugna por el balón con los realistas Estrada e Illarramendi, en Anoeta / EFE

04 de noviembre de 2012 (14:16 CET)

El Espanyol mejora. Bien ordenado en defensa, presionando a una Real con pocas ideas, liderado por el fútbol clarividente de Joan Verdú y sustentado por Cristian Álvarez, el grupo de Pochettino logró su primera victoria en campo contrario (0-1). Ganó en Anoeta gracias a una jugada de estrategia que culminó Colotto, un defensa que combina experiencia y contundencia, dos virtudes de las que poco a poco se va impregnando el Espanyol tras un horroroso inicio de temporada.

En tiempos de inestabilidad, deportiva e institucional, el Espanyol tuvo paciencia. Parecía sentenciado Pochettino tras la derrota contra el Atlético en Cornellà-El Prat, pero el club le concedió una semana de gracia al técnico argentino y, desde entonces, el equipo ha encadenado dos empates y dos victorias. La última, en San Sebastián, ante una Real que no gana un partido desde su victoria en el derby vasco, hace ya más de un mes.

Vela, amenaza para los espanyolistas

Vela, un futbolista de pierna elegante, fue la gran amenaza para el Espanyol, que supo resistir en defensa. Xabi Prieto, Iñigo Martínez, Agirretxe e Illarramendi pudieron marcar para el cuadro local en la primera parte, pero Cristian Álvarez estuvo muy acertado. Wakaso y Sergio García, en los primeros minutos, apuntaron buenas maneras, pero el cuadro espanyolista jugó casi siempre con el freno de mano puesto, más pendiente de proteger su defensa que de atacar a Zubikarai.

En el segundo acto, la Real no tuvo la misma intensidad. Su fútbol encogió en pleno diluvio. Pochettino, mientras, activó al Espanyol con las incorporaciones de Stuani y Cristian Alfonso por Wakaso y Sergio García. Nadie lograba controlar un partido de mucho desgaste. Apretaba el cuadro de Montanier, castigado por su falta de pegada en los metros finales, y respondía el Espanyol, que halló la victoria en una jugada de estrategia. Saque de esquina que lanza Verdú, remata Héctor Moreno y culmina Colotto, un fútbolista con mucho carácter que simboliza perfectamente la transformación espanyolista. 

Disputadas ya 10 jornadas, el Espanyol sigue en zona de descenso, pero su panorama es mucho más esperanzador que hace un mes. Antepenúltimo con nueve puntos, está a un punto de las plazas de salvación. A un punto de una Real, con más fútbol que pegada, que este domingo mereció un mejor resultado. 



Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad