El Espanyol apuesta por Aguirre

stop

El club blanquiazul confirma la contratación del técnico mexicano, que cobrará un millón de euros hasta final de temporada

Javier Aguirre, exentrenador del Zaragoza

28 de noviembre de 2012 (13:48 CET)

Javier Aguirre (Ciudad de México, 1 de diciembre de 1958) es la apuesta del Espanyol para sanar a un equipo enfermo, colista de Primera División con nueve puntos en 13 jornadas. El acuerdo, hasta final de temporada, fue anunciado vía twitter por el club y también contempla las contrataciones de Alfredo Tena, como segundo entrenador, y de Juan Iribarren, como preparador físico.

Aguirre, hijo de emigrantes vascos afincados en México, será presentado oficialmente este jueves a las 13.00 horas en Cornellà-El Prat y a las 17.00 horas dirigirá su primer entrenamiento en la Ciutat Esportiva Dani Jarque. Su contratación podría costarle un millón de euros al Espanyol, que también deberá abonar 1,7 millones a Pochettino, técnico que rescindió su vinculación con la entidad el pasado lunes.

Marcelino y Paulo Sousa

El domingo, tras la derrota del Espanyol contra el Getafe (0-2) y el desencanto de una afición que pidió la dimisión de Pochettino, el presidente del club, Joan Collet, inició varias gestiones para fichar un nuevo entrenador. Contactó con Aguirre, Marcelino García Toral y Paulo Sousa. El portugués, actual técnico del Videoton, fue descartado inmediatamente. Con el asturiano, en cambio, se negoció hasta el martes (Collet se reunió con él en Madrid), pero no hubo acuerdo por sus peticiones económicas.

El currículo de Aguirre contempla más éxitos que fracasos. En México dirigió al Atlante y al Pachuca, club con el que fue campeón, y en España alcanzó gran notoriedad por sus buenos resultados con Osasuna durante cuatro años. Con él como entrenador, el cuadro navarro se clasificó para la UEFA y para la fase previa de la Champions. Y también disputó una final de la Copa del Rey que perdió contra el Betis en el Calderón.

Destituido en el Atlético y el Zaragoza

Más problemas tuvo en el Atlético de Madrid, aunque también clasificó al equipo rojiblanco para disputar la UEFA y la Champions. En la Liga, sin embargo, los resultados fueron muy discretos y Aguirre fue destituido en la temporada 2009-10. Su siguiente aventura fue en el Zaragoza, club al que salvó del descenso en una situación delicada (temporada 2010-11), pero fue destituido un año después en plena agonía zaragocista. En el pasado también dirigió a la selección mexicana.

El Espanyol, marcado por su precaria clasificación y sus convulsiones institucionales, confía en el carácter afable y la experiencia de Aguirre para reactivar a un equipo que necesita liberarse de las tensiones acumuladas en los últimos meses. En el club consideran que el mexicano es el técnico ideal para un ciclo corto.


Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad