El drama de McLaren: sin Fernando Alonso y a tres segundos de la cabeza

stop

Los problemas con el motor Honda genera incertidumbre y pesimismo en un equipo que ha invertido mucho dinero para estar arriba

El piloto Kevin Magnussen (McLaren) en Albert Park | EFE

14 de marzo de 2015 (11:11 CET)

Una pesadilla. El Mundial de Fórmula 1 empieza mucho peor de lo esperado para McLaren-Honda, el equipo de Fernando Alonso. Sin el piloto asturiano y con notables problemas técnicos, los dos coches de la escudería saldrán desde las dos últimas posiciones en el GP de Australia tras clasificar a más de tres segundos de la cabeza, otra vez dominada por Lews Hamilton (Mercedes).

La millonaria inversión de McLaren en el nuevo coche, el equipo y los pilotos, fichaje de Alonso incluido, no se reflejan en el asfalto. Jenson Button y Kevin Magnussen, sustituto del español en el trazado de Albert Park, cayeron en la primera ronda de clasificación y ocuparán los puestos 17 y 18, respectivamente. Serán los últimos, ante la imposibilidad de que el equipo Manor tome la salida por otros problemas técnicos.

Gran estreno de Sainz Jr.

Los pronósticos de McLaren eran regulares, pero en ningún caso esperaban un debut tan malo. Su director Éric Bouiller, ha admitido problemas de fiabilidad con el motor Honda en la pretemporada, sin acertar si había otras áreas afectadas. Los serios contratiempos han frenado el desarrollo del coche, uno de los que menos kilómetros ha hecho en las semanas previas. Dirigentes y pilotos sabían que éste era un año de transición y confían en el proyecto a medio plazo.

En este panorama, sorprende el renacer de Ferrari. Sebastian Vettel y Kimi Raikkonen saldrán cuarto y quinto, a menos de una décima de Felipe Massa y a poco más de un segundo de Lewis Hamilton. El español Carlos Sainz ha clasificado octavo, resultado que le convierte en el mejor debutante español en la historia de la Fórmula 1.