El dinero de Catar quiere seducir a la selección española después de hacerse con el control del Barça

stop

La Federación de fútbol del país del golfo Pérsico ofrece tres millones de euros a la 'Roja' para que se enfrente a Uruguay en Doha

Pep Guardiola apoyó la candidatura de Qatar 2022

27 de noviembre de 2012 (17:09 CET)

El dinero de Catar manda en el Barça y ahora pretende seducir a España. La Federación de fútbol del país del golfo Pérsico ha ofrecido tres millones de euros a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para que la Roja juegue contra Uruguay, el próximo 6 de febrero, en Doha. Ese mismo día, la RFEF tenía apalabrado un partido contra Portugal en Vigo, que podría disputarse unos meses más tarde.

Fuentes de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) confirmaron la propuesta para enfrentarse a España en Doha. Además, tanto Vicente del Bosque, seleccionador español, como Paulo Bento, técnico de Portugal, podrían dar luz verde a un aplazamiento del partido que deben disputar sus selecciones.

Preparación para el Mundial de 2022

La Roja tiene un caché elevado. Los tres títulos consecutivos (dos Eurocopa y un Mundial) bien valen los tres millones de euros que se embolsa la RFEF por amistoso (ante Costa Rica se ingresaron 2,3 millones de euros; ante Panamá, 2,8 millones de euros). Hay que tener en cuenta, además, que Catar, una de las economías más altas del mundo por la producción de gas y petróleo, está preparando el Mundial de 2022.

El gobierno catarí, que ha desembolsado 165 millones de euros por patrocinar al Barcelona hasta 2016, pretende invertir cerca de 80.000 millones de euros en infraestructuras hasta 2015. Asimismo, planea reestructurar los 12 estadios que acogerán la cita balompédica y cuyas obras, por cierto, están mucho más avanzadas que las de Brasil.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad