El día en que el beticismo se rindió a Carles Puyol

stop

El Villamarín no olvida su apoyo al fallecido Miki Roqué

Puyol, con su camiseta de apoyo a Miki Roqué

09 de diciembre de 2012 (13:35 CET)

Carles Puyol fue el gran ausente en la última visita azulgrana al Villamarín. El beticismo, tal y como había ocurrido en otros muchos campos de la Liga BBVA con Andrés Iniesta, esperaba entonces al central de La Pobla con los brazos abiertos. Pero en esta ocasión, su reconocimiento no se debía a ningún gol con España –que también podría ser, puesto que sin su testarazo ante a Alemania, la gloria en el Mundial no habría sido posible- sino por un gesto que traspasó las barreras de lo deportivo: el apoyo incondicional a su amigo, el futbolista del Betis, Miki Roqué, fallecido el pasado mes de junio.

Además de lucir una camiseta de apoyo al futbolista en la celebración de la Liga de Campeones de 2011, el central azulgrana hizo todo lo que tuvo en su mano desde el momento en que se hizo pública la enfermedad del futbolista bético, al que le unía una gran amistad, puesto que su madre también era natural de La Pobla.

Puyol, que recibió numerosos mensajes de agradecimiento a través de la red (como el que le brindó la web Beticismo.net) y a quien la peña Betisweb ya dedicó una placa "como muestra de nuestro agradecimiento por la generosidad demostrada con Miki Roqué. Ciudad del Betis" --entregada en su momento a Pep Guardiola, pisará el Villamarín por primera vez desde la pérdida de su amigo Miki. Este domingo, el futbolista catalán recibirá el cariño del beticismo a través de una nueva iniciativa que aún no ha sido desvelada y que será una demostración más de la grandeza del fútbol, más allá de rivalidades, colores y procedencias.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad