El detective del 'caso Pistorius', apartado por intento de homicidio

stop

Hilthon Botha ya tiene sustituto tras su implicación en un tiroteo en 2009

21 de febrero de 2013 (16:52 CET)

Oscar Pistorius, el atleta surafricano que mató a su novia de tres balazos el pasado 14 de febrero, dormirá otra noche entre rejas. El juez, Desmond Nair, ha aplazado al viernes la decisión que debió tomar el martes, inicialmente. Mientras, el detective que investigaba el crimen, Hilthon Botha, fue apartado del caso este jueves tras conocerse que se enfrenta a siete cargos de intento de homicidio por un incidente que se produjo en 2009.

Botha, que acusó directamente a Pistorius de asesinar a su novia, quedó muy debilitado por el contraargumento de la defensa. Este jueves ni siquiera compareció en el juzgado, después de que el portavoz policial Neville Malila confirmara el delito que cometió hace unos años. El comisionado de la policía informó de que ya se ha asignado otro detective al caso.

Giro radical

La jornada comenzó, así, con la ausencia destacada de Hilthon Botha, y con una mujer enigmática que juró la constitución y se marchó del juzgado, para sorpresa de todos. "Ayer desconocíamos la implicación de Botha en otro caso", aseguró el fiscal, Gerrie Nel.

Hilthon Botha comparecerá en mayo ante el Tribunal junto con otros dos compañeros, acusado de disparar, borracho según la CNN, contra un minibús en el que viajaban siete personas porque no se detuvo ante sus indicaciones.

Asimismo, la familia de Pistorius emitió un comunicado desmintiendo que el atleta pueda fugarse si se le concede la libertad bajo fianza, ya que es un icono internacional. Este viernes se espera una resolución.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad