El departamento de (in)comunicación de Florentino Pérez veta a los medios que no le bailan el agua

stop

Radio 4G se une a la larga lista de prensa 'non grata' del presidente del Real Madrid

Florentino Pérez, en blanco y negro

13 de mayo de 2015 (23:16 CET)

En el Real Madrid, nada escapa al control de Florentino Pérez. Los medios de comunicación tienen clara la línea editorial que deben seguir si quieren aspirar a vender el merchandising oficial del club y entrevistar a sus galácticos. Aquél que sale del rebaño tiene un único destino: el veto. El presidente tiene en la lista negra a la prensa incómoda. La que publica sus negocios y los relaciona con el conjunto de Concha Espina.

La última en sumarse al club de los repudiados ha sido Radio 4G, el proyecto impulsado por el polémico José Antonio Abellán. El periodista acaba de lanzar al mercado el libro 'Asalto al Real Madrid', donde desvela los movimientos de Floro para derrocar a Ramón Calderón en el club blanco. Revelaciones que han molestado al dueño de la constructora ACS. Sin duda, la entidad blanca le ha hecho la mejor campaña de marketing posible.

Una larga lista de señalados

Otros medios, como El Confidencial y Vozpópuli ya fueron defenestrados hace unos meses. El departamento de comunicación del club lleva desde diciembre sin acreditar a los periodistas de ambos portales. La excusa es siempre la misma, denuncia Enrique Marín, jefe de deportes de El Confidencial: "Sois muchos y en la tribuna de prensa no hay espacio para todos". Incluso en el Real Madrid – Cornellà de los dieciseisavos de Copa del Rey el aforo estaba completo.

Ninguno ha recibido un comunicado oficial de veto, como sí hizo el FC Barcelona con Punto Pelota en 2012. Simplemente, "nos dicen que las acreditaciones han sido denegadas repetidamente" lamentan desde Vozpópuli. "Siempre por teléfono, para no dejar ningún rastro que podamos evidenciar", insiste Marín.

Florentino Pérez ordena y quien ejecuta sus deseos es Antonio Galeano, antiguo director de deportes de La Sexta. El director de comunicación es señalado por los afectados como culpable en el intento de aislar el club. "No es un departamento de comunicación, es un departamento de incomunicación", sentencian en El Confidencial.

 Veto sigiloso a los medios catalanes

Pese a no llegar a los extremos anteriores, la situación de Catalunya Ràdio es igualmente complicada. El corresponsal de la cadena catalana en Madrid, Francesc Garriga, lamenta la ardua tarea que es preguntar a Carlo Ancelotti en una rueda de prensa. "Me dan un turno cada diez o quince conferencias", desvela. La decisión es de Juan Camilo, empleado de comunicación del club, quien no considera oportuno otorgar la palabra al medio catalán. "Cada día existe una excusa diferente, que si era un día complicado, que si un Madrid – Valencia tampoco es muy interesante para un medio catalán…", explica Garriga.

La misma situación vivió durante meses el enviado de TV3, Sebas Guim, tras la emisión del famoso vídeo de las hienas. La televisión autonómica comparaba a los futbolistas blancos con los animales, y ello comportó un veto que se alargó prácticamente una temporada completa.

Una relación complicada con los medios tradicionales

La relación de Florentino Pérez con los medios deportivos de la capital también es complicada. El jeque blanco convocó una rueda de prensa el pasado marzo para recriminar al diario MARCA la publicación de informaciones supuestamente falsas. Sin embargo, el vínculo con AS es mucho peor. Alfredo Relaño, director del periódico, se ha mostrado crítico con los negocios de Floro históricamente. Ante las hostilidades, el empresario ha impuesto una demanda contra la publicación del Grupo Prisa por vincular el fichaje de James Rodríguez y Keylor Navas con los negocios de ACS en Colombia y Costa Rica.

Respecto a las ondas hertzianas, el club blanco mantiene un trato de favor con la COPE, la SER y Onda Cero. Las tres emisoras disponen de pequeñas entrevistas personalizadas postpartido, algo que no sucede con Radio MARCA. La cadena de Unidad Editorial es considerada como "antimadridista" en el seno del club.

El Real Madrid se ha limitado a puntualizar que "no existe ningún medio vetado" por la entidad a Diario Gol. Sin embargo, el departamento de comunicación no ha querido entrar en más detalles "por falta de tiempo", según han argumentado.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad