El CSD recortará en un 50% las subvenciones a los deportistas

stop

El presidente condiciona las partidas a los resultados y algunos deportes ni siquiera recibirán ayudas

Miguel Cardenal, presidente del CSD, durante un acto institucional | EFE

13 de septiembre de 2012 (18:56 CET)

El Consejo Superior de Deportes (CSD) reducirá en casi un 50% el presupuesto destinado al deporte en 2013. El presidente, Miguel Cardenal, se ha reunido con las 66 federaciones, a las que ha expuesto su drástico recorte, aunque sin concretar cifras. Variará en función de los resultados. En los últimos dos años, el recorte será superior al 60%.

Cardenal ha explicado que los recortes no afectarán por igual a todas las disciplinas: "Puede haber algunas que tengan una reducción muy inferior, otras que no tengan rebaja y en otras puede ser incluso más acusada que en un 40%". Para decidir el criterio a seguir en este sentido, Cardenal ha dicho que se tendrán en cuenta distintas variantes y que habrá que llevar a cabo "un plan de reconversión, un plan de austeridad y un plan para conseguir financiación propia".

2013, el año del gran ‘tijeretazo'

La idea del CSD consiste en mantener ayudas o reducirlas mínimamente con respecto a los deportes más laureados. Se tratará de "primar el éxito deportivo, la buena gestión para la entidad y el esfuerzo para conseguir financiación privada", ha apuntado el presidente. Lo que no se verá afectado, en cambio, es el esfuerzo económico para la candidatura olímpica de Madrid 2020.

El mazazo producido en 2012, cuando la partida presupuestaria se redujo en un 24,6% con respecto a 2011, quedará en nada teniendo en cuenta lo que se avecina. Pasado el obstáculo de las olimpiadas sin nota, pero de forma airosa, 2013 se presenta como el año idóneo para efectuar el gran ‘tijeretazo'. De hecho, es probable que muchas disciplinas deportivas reciban la denominada ‘subvención cero', o lo que es lo mismo, ni un euro.

Una partida final que bajará de los 100 millones de euros

Todo ello podría tener como consecuencia una actuación desastrosa en Río de Janeiro 2016. Además, hay que tener en cuenta el fin de ciclo de las becas ADO, principal sustento económico de los deportistas olímpicos y menos mediáticos. El próximo ciclo del programa será de 2013 a 2016, y también se prevé una reducción sustancial.

Si en 2011 el presupuesto fue de 164,6 millones de euros, en 2012 ya se recortó de forma considerable: 124,4 millones. Sin embargo, después del anuncio del CSD, cabe esperar que en 2013 la partida sea notablemente inferior a los 100 millones de euros. A todo esto hay que sumar que el próximo año España acogerá los mundiales de balonmano, ciclismo y natación. En 2014, el de baloncesto.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad