El CSD aprueba la nueva normativa antiviolencia

stop

Alfredo Lorenzo será el nuevo director de seguridad de la Liga

Javier Tebas, presidente de la LFP, sobre un fondo de radicales

13 de enero de 2015 (17:01 CET)

La Liga de Fútbol Profesional (LFP), con la ayuda del Consejo Superior de Deportes (CSD), prosigue su lucha contra las actitudes violentas en el deporte. El organismo que preside Miguel Cardenal ha aprobado la modificación de los estatutos de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) referentes a la erradicación de la violencia, que entrarán en vigor este mismo martes, en los partidos de la Copa del Rey.

El CSD endurece los castigos contra los insultos y las actitudes violentas en el deporte. El organismo gubernamental, por ejemplo, cerrará total o parcialmente los sectores de los estadios en los que se produzcan altercados violentos o incidentes racistas. "Las sanciones pueden ser de uno, varios partidos o toda la temporada", comentó Cardenal.

Cardenal y Javier Tebas, presidente de la LFP, contemplan incluso sanciones ejemplares como "la pérdida de puntos, el descenso de categoría o la inhabilitación de dirigentes", según explicó el presidente del CSD.

Ausencia de Villar

Ángel María Villar, presidente de la RFEF, no acudió a la reunión de la Comisión Directiva del CSD. Tampoco lo hizo tras el asesinato de Jimmy Romero, seguidor del Deportivo, en las inmediaciones del Calderón. Y eso que uno de los cambios radica en la introducción de una nueva figura en los estadios, la de los delegados informadores, que serán designados por la RFEF.

La Liga, asimismo, ha anunciado que Alfredo Lorenzo será el nuevo director de seguridad de la LFP. Exdirector de la Oficina Nacional del Deporte, será el enlace entre los club y el Cuerpo Nacional de Policía.