El Cruz Azul cumple su sueño dorado de enfrentarse al Madrid

stop

El técnico mexicano Luis Fernando Tena no descarta la sorpresa ante el conjunto de Ancelotti

Juan Carlos Pasamontes | Rabat. Enviado especial

Equipo del Cruz Azul que se enfrentará hoy al Madrid en el Gran Stade de Marrakech
Equipo del Cruz Azul que se enfrentará hoy al Madrid en el Gran Stade de Marrakech

16 de diciembre de 2014 (10:49 CET)

El Cruz Azul FC, o Deportivo Cruz Azul, como también se le conoce en México, rival esta noche del Madrid en las semifinales del Mundialito de Marruecos, cuenta con cuatro viejos conocidos de la afición española: Barrera, ex del Real Zaragoza; Perea, ex del Atlético de Madrid; Aníbal Zurdo, ex del CE Sabadell; y Torrado, ex del Sevilla FC y Racing. Dirigido por el mexicano Luis Fernando Tena, la máquina celeste tiene como objetivo prioritario de la temporada plantarse el sábado en la final del Mundial de Clubs. Para llegar a la cita, antes deberá solventar una empresa de titanes: eliminar hoy al campeón de Europa (Cuatro, 20:30 horas).

Carletto asegura que no pidieron el cambio de sede

Luis Fernando Tena no descarta la sorpresa ante los blancos, a pesar de estar convencido de que el "Real Madrid es el mejor equipo del mundo". "Hemos visto que todos sus rivales tratan de cerrarles los espacios y contragolpear", ha dicho, "y nosotros tenemos jugadores para hacer un buen partido". Por su parte, Carlo Ancelotti, que compareció ante los medios de comunicación en Rabat antes de desplazarse a Marrakech, reconoció que ganar el Mundialito "sería cerrar un año inolvidable". El técnico italiano negó asimismo que el cambio de sede hubiera partido del Madrid. "No lo pedimos. Simplemente nos informaron y tenemos que cumplir", dijo. Carletto cuenta con James y Khedira, en el caso de que el Madrid se clasifique para la final. Un millar de aficionados arroparon al equipo en la sesión de entrenamiento en el estadio Moulay El Hassan de Rabat.

Aunque el conjunto azteca lleva semanas preparando la cita mundialista, el pasado sábado casi estuvo a punto de pegarse un buen testarazo ante el representante de la Confederación Asiática. A dos minutos del final, el WS Wanderers ganaba 0-1. Un penalti cometido por el mediocentro defensivo del once australiano Shannon Cole, y transformado por Gerardo Torrado, metió in extremis a los mexicanos en el torneo. El Cruz Azul tendrá ahora la oportunidad de cumplir uno de sus dos sueños dorados: ganar el Mundial de Clubs, más difícil, y enfrentarse al Real Madrid.

El equipo cementero, correoso y experimentado

El campeón de la Concacaf no pasa por su mejor momento. Se vio el sábado, aunque mereció ganar. Su paso por el Torneo de Apertura de México ha sido con más pena que gloria. No se clasificó para el play off, y los últimos resultados en la Liga mexicana han acabado ahogándole en un mar de dudas. El Cruz Azul conforma, no obstante, un equipo correoso y experimentado y con gran equilibrio entre líneas, sobre todo en la zona de retaguardia. Cuatro jugadores, atrás, tienen una parcela en propiedad. El portero jalisciense Corona, y los defensas Pinto, Francisco Rodríguez y Julio César Domínguez. Entre los cuatro suman más años que Matusalén, 124. El más joven, Domínguez, tiene 27.

Otro inamovible del técnico Luis Fernando Tena es Torrado, o Torradosaurio, el capitán del equipo. Un veterano de Vietnam y autor de dos de los tres goles al Wanderers; los dos de penalti. El Madrid barajó la posibilidad de fichar a Gerardo Torrado en el mercado de invierno de la temporada 2004-05, cuando el mediocentro militaba en el Sevilla FC de Joaquín Caparrós. En México es toda una leyenda. Gerardo Torrado es el tercer futbolista mexicano que más veces ha defendido la zamarra de la selección nacional, tras Claudio Suárez y Pável Pardo: 143 partidos (y cinco goles). De él dijo Javier Aguirre que era el jugador con más carácter del vestuario azteca.

Seis títulos de la Concacaf Liga de Campeones

A los jugadores de referencia ya citados hay que unir al volante Xavier Báez, de 27 años, fichado recientemente del Deportivo Toluca; y Mauro Formica, delantero argentino con pasado europeo. Con hechuras de buen jugador, Formica se dio a conocer en 2006 en Newell's Old Boys pero pronto cruzó el charco para jugar en Inglaterra (Blackbum Rovers) e Italia (US Palermo). Es cementero desde 2013. El término cementero deriva del patrocinador oficial del club, Cementos Cruz Azul, una de las empresas top mexicanas que están detrás de los equipos de la Primera azteca.

El Cruz Azul, con seis títulos, es el que más Concacaf Liga de Campeones tiene. La última copa la ganó el pasado abril ante el Deportivo Toluca. Los dos encuentros acabaron en empate. A cero, en la ida, y a uno, en la vuelta, en el estadio Nemesio Díez de Toluca. El valor doble del tanto logrado por el argentino Pavone, le dio al Cruz Azul el billete con destino a Marruecos.

El equipo que se enfrenatrá esta noche al Real Madrid en el Grand Stade de Marrakech, no diferirá mucho del que ya ganó al WS Wanderers: Corona; Pinto, Rodríguez, Domínguez, Flores; Giménez, Baez, Torrado, Fabian; Formica y Pavone (4-4-2).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad