El Circuit de Catalunya genera un impacto económico anual de 330 millones de euros

stop

Los asistentes a la Fórmula 1, que celebra este fin de semana su 25º aniversario en Montmeló, gastan una media de 1.000 euros por persona

El Circuit de Catalunya, ubicado en la localidad barcelonesa de Montmeló

10 de mayo de 2015 (00:00 CET)

El Circuit de Catalunya celebra este fin de semana su 25º aniversario como Gran Premio de la Fórmula 1 de forma consecutiva. A pesar de pagar un canon de unos 25 millones de euros, el GP de España es un arma potente para inyectar dinero a la hostelería y los comercios catalanes. Pero no solo de la F1 se vive: en el último año, los eventos realizados en el trazado de Montmeló generaron un impacto económico de más de 330 millones de euros –332.541.895 euros– en Cataluña.

Esta cifra incluye tres conceptos de impacto distintos: el gasto directo realizado por los asistentes –el más tangible–; el impacto indirecto –la incidencia que tiene el gasto directo sobre los demás sectores de la economía catalana– y el impacto del valor añadido bruto, que representa el impacto del gasto en la remuneración de los asalariados previstos para cubrir los eventos.

El asistente extranjero dispara el gasto con la F1

La Fórmula 1 acaparó el 56,6% del desembolso total: 188.221.764 euros. Moto GP, con el 27,7%, es el segundo evento que generó más dinero en el territorio: 92.136.034 euros. Por último, el resto de competiciones (15,7%) que se celebraron en el circuito durante 2014 tuvieron un impacto de 52.094.091 euros. Es decir, el 84% del impacto lo generan la Fórmula 1 y Moto GP.

La competición que regenta Bernie Ecclestone generó un impacto directo en toda Cataluña de 84,2 millones de euros hace un año. El impacto indirecto se cifró en 38,4 millones y la parte relativa al valor añadido bruto representó unos 65,5 millones de euros. La media de gasto directo por cada asistente fue de 1.063 euros gracias, especialmente, al asistente extranjero.

El gasto medio se reduce a la mitad en Moto GP

En Moto GP las cifras bajan sensiblemente. El impacto directo en 2014 fue de 41 millones de euros, mientras que el indirecto se quedó en 19,1 millones y el añadido bruto en 31,9 millones. El dato más impactante es que al recibir mucho menos espectador extranjero, el gasto medio durante el Gran Premio de Cataluña desciende a la mitad que en la F1: 516 euros.

Las restantes competiciones que acogió el Circuit en 2014 generan en territorio catalán un gasto directo de 23,1 millones de euros. El impacto indirecto es de 10,9 millones y el impacto del valor añadido bruto se sitúa en los 18 millones. El desembolso medio de cada asistente que acudió a las carreras que no son ni F1 ni Moto GP fue de 263 euros por persona.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad