'El Chiringuito' acusa a Guardiola de machista por la reacción violenta con una árbitra

stop

El técnico del Bayern pierde los papeles en un partido tenso entre los equipos líderes de la Bundesliga

Pep Guardiola en el incidente con la árbitra Bibiana Steinhaus

27 de octubre de 2014 (18:57 CET)

El enfado de Pep Guardiola, técnico del Bayern, con la cuarta árbitra, Bibiana Steinhaus, ha sido lo más sonado de este fin de semana en la Bundesliga. El encuentro Bayern—Borussia Mönchengladbach prometía tensión por ser los dos equipos que van en cabeza de la clasificación, pero el ex técnico del FC Barcelona perdió los papeles frente a una colegiada. En El Chiringuito de Neox ven una clara actitud machista que debe ser castigada.

"El término que define eso ¿tenemos miedo a utilizarlo? yo no tengo ningún miedo, es acosar", ha sostenido el colaborador de El Chiringuito Alfredo Duro. "Y el hecho de que sea mujer agrava el acoso, evidentemente", ha añadido el periodista deportivo. La afición ha quedado escandalizada. No hay consenso en si se trata de machismo o una falta de respeto corriente, pero en las redes sociales han llovido los reproches al que en otro tiempo fuera icono de los valores blaugrana.

Gritos y agarrones

El incidente entre Guardiola (43) y Steinhaus (35) comienza cuando el técnico del Bayern considera que los jugadores del equipo rival, el Borussia Mönchengladbach, pierden tiempo a propósito. El entrenador acude a la zona de la cuarta árbitra y exige, a gritos, más tiempo añadido. "Xhaka estaba en el suelo. Había que dar más tiempo suplementario, pero me dijo 'No hacemos eso", explicó el técnico español después del partido.

Guardiola coge a la colegiada por los hombros, un tocamiento del que ella se desprende con prontitud. A continuación, le estrecha la mano de forma efusiva y le da las gracias en tono irónico. El motivo de indignación era el centrocampista del Borussia Mönchengladbach, Granit Xhaka, que yacía en el césped. Los médicos han confirmado este lunes la gravedad de la lesión que le dejará tres semanas de baja.

La primera árbitra y un entrenador reincidente

El encontronazo no ha quedado reflejado en el acta arbitral, firmada por el colegiado principal, Felix Zwayer. La omisión del incidente en el documento, sin embargo, no significa que la federación alemana de fútbol no pueda sancionar a Guardiola. Otra opción es que sea el mismo Bayern quien imponga un castigo ejemplar.

Este no es el primer altercado de Guardiola con los árbitros. Cuando entrenaba al Barça, acusó a dos colegiados de "pitar todo al revés" y de mentir en el acta, lo que le valió una multa de 15.000 euros de la Federación Española de Fútbol. Por su parte, Steinhaus es la primera mujer colegiada de Alemania, desde 1999; además, es policía de profesión.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad