El Chelsea, como el Real Madrid, sabe más de negocios que de fútbol

stop

El propietario del club, Roman Abramovich, 'vende' la entidad a Azimut, una cadena hotelera con sede en Moscú

Abramovich

02 de diciembre de 2012 (19:31 CET)

El Chelsea, como el Madrid, está en manos de la persona equivocada. El propietario del club, Roman Abramovich, sabe más de negocios que de fútbol, y concibe el Chelsea como una inversión de sus capitales rusos para generar ingresos en su país. Ahora, el club inglés, patrocinado por Gazprom (empresa rusa de gas), ha llegado a un acuerdo con la cadena de hoteles Azimut, con sede en Moscú.

Como buen empresario, Abramovich solo espera resultados. Por ello ha cambiado a ocho entrenadores desde que adquirió el Chelsea, en 2003. Un club que se mantiene gracias a su bolsillo, dado que tiene una deuda acumulada de 900 millones de euros. Poco le importa al magnate, mientras consiga beneficios empresariales a largo plazo. El director ejecutivo del Chelsea, Ron Gourlay, confirmó que el acuerdo con Azimut es una "opción natural", dado que el Chelsea ya es "un club popular y de alto perfil en Rusia y Europa del Este". "Con Azimut pretendemos ampliar nuestra presencia en la región", sentenció.

La historia de Gazprom

Gazprom, la misma empresa que ha propuesto recuperar la liga soviética, es uno de los patrocinadores oficiales de la Champions. Además, aporta dinero a las cuentas del Chelsea, del Schalke04 y del Zenit.

Esta empresa gasística, la más grande en el mundo, adquirió en 2005 casi la totalidad (76%) de la petrolera Sibneft, de la cual era propietario Roman Abramovich. Sibneft, la mayor petrolera rusa, tenía un preacuerdo para patrocinar al CSKA de Moscú, que quedó en papel mojado con la formación de Gazprom Neft, por su colaboración con el Zenit. Mientras, Roman Abramovich, el hombre más rico de Rusia, invierte su dinero en un proyecto que no termina de madurar.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad