El Bàsquet Manresa recurre al 'crowfunding' para fichar

stop

El club espera recaudar 40.000 euros en 40 días para reforzar una plantilla debiltada por las lesiones de Rodríguez y Ramsdell

27 de febrero de 2013 (19:54 CET)

El Bàsquet Manresa, penúltimo clasificado de la Liga ACB con cuatro victorias y 18 derrotas, busca soluciones a través del crowfunding, o financiación en masa, para reforzar una plantilla debilitada por los recortes económicos de la entidad y, sobre todo, por las graves lesiones de rodilla de Javi Rodríguez y Charles Ramsdell.

El club que preside Josep Vives ha iniciado una campaña para recaudar 40.000 euros en 40 días, coincidiendo con el 40 aniversario de la entidad, a través de Verkami, una plataforma que financia proyectos originales e independientes. Su impulsor es Marc Bernadich, socio de la entidad.

"Hemos recurrido a esta campaña de crowfunding porque estamos en una situación delicada a nivel deportivo y económico", ha comentado Josep Vives, presidente ejecutivo del Bàsquet Manresa. "Necesitamos dinero porque tenemos un presupuesto limitado, hemos perdido nuestro patrocinador principal y el equipo necesita más elementos para seguir compitiendo en la élite", añadió vives.

Aportaciones de 10 a 5.000 euros


Los socios y aficionados del Manresa pueden hacer sus aportaciones, desde 10 a 5.000 euros, a partir de este miércoles. Como contrapartida, el club les permitirá hacerse una foto con el primer equipo o anunciarse en las pantallas leds del pabellón. También pueden recibir un balón oficial de la Liga ACB o una camiseta de la diseñadora Miriam Ponsa.

El Manresa trabaja esta temporada con un presupuesto de 2,7 millones de euros y el coste de su plantilla es de 1,3 millones, aproximadamente. Condicionado por su economía, el club ha contratado temporalmente (por semanas) al escolta Ferran Laviña en dos ocasiones.

En 2008, el Manresa ya inició una campaña popular, Tots som Manresa (Todos somos Manresa) para ayudar económicamente al club con la venta de camisetas. La plataforma impulsora contó con la colaboración de muchas personalidades del baloncesto español.

Renuncia de Assignia

Los actuales problemas deportivos del Manresa se agravaron el pasado fin de semana con la derrota ante el Joventut (88-92) en el Nou Congost, tras dominar durante todo el partido a su rival. "No hemos perdido por las lesiones, sino porque somos un equipo sin solidez ni experiencia para afrontar los minutos decisivos", admitió Jaume Ponsarnau, entrenador del Manresa.

El Manresa, campeón de la Liga ACB en 1998, vivió sus mejores años gracias al patrocinio de TDK. Esta temporada comenzó con Assignia, una filial de Essentium, pero la empresa constructora renunció a su esponsorización al no poder cumplir los acuerdos firmados.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad