El Barça y el Madrid importan su césped de Francia y Alemania

stop

Los grandes clubes españoles cuentan con profesionales para que sus estadios luzcan un estado impecable

Lámparas colocadas estratégicamente en el Santiago Bernabéu

23 de septiembre de 2014 (00:00 CET)

El césped ha sido un fuerte punto de desencuentro entre Barça y Madrid en los últimos años. Desde el Barça lo piden corto y húmedo, y Mourinho no quería regarlo. Ya sea largo, seco, o regado, los grandes equipos de Primera prestan cada vez más atención a la hierba de sus estadios. Es usual destinar su cuidado a grandes empresas.

Hasta seis clubes de Primera confían en la empresa catalana Royal Verd para el mantenimiento del césped de sus estadios. Royal Verd ha firmado acuerdos con Córdoba, Villarreal, UD Almería y Real Betis, además de renovar su contrato con Espanyol y Barça.

Camp Nou

Royal Verd ha traído el césped para el Camp Nou directamente desde Burdeos (Francia). Fue transportado en enormes rollos, y posteriormente trasplantado. El buen estado del verde ha pospuesto la decisión de la directiva de renovarlo esta temporada. Para ello, Royal Verd dispone de una estación meteorológica "inteligente". Ésto les permite anticiparse a posibles problemas de hongos y otras enfermedades. Eudald Morera, director general de Royal Verd, explica su modus operandi: "Trasladamos un equipo de entre 4 y 12 personas a casa de cada cliente. También trabajamos a distancia a través de la estación meteorológica".

Pese a que ahora es ejemplar, el césped del Camp Nou pasó épocas peores. En 1995, incluso fue objeto de juicio en los tribunales. Por aquél entonces, la gestión de la hierba la llevaba la empresa Hidroplant, de la que el matrimonio Pujol-Ferrusola era accionista. Nueve socios azulgranas presentaron una demanda a la empresa, alegando que el césped del Camp Nou parecia "un patatal". Marta Ferrusola eludió responsabilidades, y echó la culpa del pésimo estado del césped al "mal tiempo" en la capital catalana.

Fichaje estrella

En el Real Madrid, la responsabilidad de que el Bernabéu luzca como una alfombra es del británico Paul Burgess. El Real Madrid lo fichó cuando trabajaba en el Arsenal, en 2009. Burgess fue nombrado mejor jardinero de la Premier League durante cinco años consecutivos. Es un apasionado de su trabajo. Vive pendiente de la previsión del tiempo. Fue también quien advirtió que el césped se levantaba en el área del fondo Sur, y encontró el problema: la falta de luz.

Cuando Burgess llegó al Madrid, no le gustó la manera de trabajar que había hasta entonces, y se puso manos a la obra. Se trajo el césped -también en rollos- de un campo situado en la frontera entre Alemania y Holanda. En 2010, el césped del Bernabéu contrajo hongos. En lugar de tratarlo, Burgess decidió cambiarlo entero. Durante cuatro años, el pasto del Bernabéu ha tenido un aspecto formidable. Este verano, Burgess volvió a pedir un cambio de césped. Se lo trajo del mismo prado, entre Alemania y Holanda. El aspecto del terreno de juego sigue siendo envidiable.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad