El Barça y Bartomeu apoyan la cuestión de competencia de Rosell contra el juez Ruz

stop

Los abogados González Franco y Cristóbal Martell suscriben el escrito de Ignacio Ayala y se adherirán al mismo en las próximas horas

Sandro Rosell, Pablo Ruz y Josep Maria Bartomeu

09 de marzo de 2015 (22:49 CET)

La unión hace la fuerza. El FC Barcelona y su presidente, Josep María Bartomeu, están completamente de acuerdo con el escrito presentado por Sandro Rosell en la Audiencia Nacional para solicitar un cambio de competencia judicial en el 'caso Neymar'. Y lo apoyan. Los abogados del presidente y del club, sincronizados, se adherirán en las próximas horas a la cuestión de competencia formulada por Ignacio Ayala, letrado del presidente dimisionario.

José Ángel González Franco y Cristóbal Martell, abogados del presidente no electo y del propio club respectivamente, han convenido conjuntamente el escrito firmado por Ayala. En las próximas horas, el juez Pablo Ruz dará traslado a las partes para que se posicionen sobre el escrito del abogado de Rosell. En ese momento, ambos formularán la misma cuestión a través de nuevos escritos. Así lo han confirmado los dos letrados, por separado pero con idénticas intenciones, a este diario.

El fiscal descarta la apropiación indebida

En su escrito, el abogado de Rosell solicita el traslado de la instrucción de la causa a los juzgados de Barcelona por entender que, en función de las peticiones que realiza el fiscal, el juez Pablo Ruz no tiene competencias para seguir conociendo sobre el caso. Es lo que se denomina una declinatoria, solicitada para denunciar una falta de competencia de la instancia judicial.

Esta interpretación, hasta ahora reservada como un as en la manga, sale a la luz a consecuencia del último escrito de alegaciones del fiscal José Perals. En el mismo, Perals ponía de manifiesto que el juez se encontraba ante una serie de supuestas conductas ilícitas encaminadas, todas ellas, al ámbito de los delitos societarios. El fiscal descartaba, por tanto, la hipótesis inicial que comportó la apertura del proceso con la querella del socio Jordi Cases: la apropiación indebida.

Delitos de ámbito societario, cometidos en Barcelona

Al descartar esta posibilidad, inconscientemente, el fiscal habría obviado el hecho de que automáticamente podría darse por desestimada la comisión de un delito en Brasil. Este punto es de suma importancia por el siguiente motivo: la Audiencia Nacional conoce de todos aquellos delitos cometidos por españoles en el extranjero –además de los delitos de terrorismo y los delitos económicos que afectan a más de una comunidad–, nunca de delitos cometidos solo en España. Para ello está, precisamente, la justicia ordinaria.

Fuentes jurídicas ajenas al caso consultadas por Diario Gol entienden que los delitos de ámbito societario descritos por el fiscal solamente podrían haberse producido en Barcelona. Básicamente, Perals se refiere a dos supuestos de ilícito penal: la administración fraudulenta y el delito de falsedad en documento contable. En ambos casos, la comisión del delito se habría producido en la capital catalana, donde se ubica la sede del club.

Empezar de nuevo

Al entender, los tres abogados vinculados al Barça, que la comisión del delito deja de producirse en Brasil, es cuando Ayala plantea esta cuestión competencial que puede cambiar por completo el rumbo del proceso. De aceptarlo el juez Ruz, la causa tendría que ser nuevamente instruida por un juzgado de Barcelona.

Así lo establece la Ley de Enjuiciamiento Criminal (artículos 8 a 44). Y, en referencia a delitos fiscales, la propia LECrim marca la competencia territorial del juzgado en función del domicilio del obligado tributario: el Barça, en este caso.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad