El Barça suspende el amistoso en Catar por segundo año consecutivo

stop

El presidente Bartomeu prioriza la situación deportiva del equipo antes de entrar en la fase decisiva de la temporada

Luis Suárez y Carles Puyol junto al director ejecutivo de Qatar Airways, Akbar al Baker | FCB

20 de enero de 2015 (23:14 CET)

La historia se repite. El FC Barcelona ha vuelto a llegar a un acuerdo para aplazar un partido amistoso que estaba previsto que se jugase en Catar el próximo mes de febrero. Fuentes del club así lo han confirmado a Diario Gol, tras asegurar que las máximas autoridades del Barça han decidido priorizar la preparación deportiva del equipo y evitar cualquier despiste, por pequeño que sea.

El encuentro se iba a disputar el 4 de febrero, al coincidir con una semana de menos actividad para la plantilla. En la primera quincena de febrero los hombres de Luis Enrique tan solo afrontarán tres partidos, con una semana entera de 'descanso' entre cada uno de ellos: Villarreal (1 de febrero), Athletic (8/2) y Levante (15/2).

No quieren excusas

Sin embargo, ni el presidente Bartomeu ni el técnico quieren que pueda haber ningún tipo de excusa que alimente polémicas. Ese es el motivo por el que se ha decidido aplazar el partido por segundo año consecutivo, según aseguran fuentes del club: "Las razones son puramente deportivas. El equipo va bien, no nos equivoquemos ahora. No queremos excusas para que el equipo falle".

Esta contundente afirmación sirve para descartar cualquier tipo de especulación sobre la negociación que el Barça tiene pendiente con Qatar Airways para renovar el patrocinio de la camiseta del primer equipo. Al parecer, una cosa es independiente de la otra.

Problemas con las fechas

El año pasado, el encuentro –pactado por contrato con Qatar Sport Investments– también fue aplazado y notificado con un comunicado emitido por el club con el beneplácito del vicepresidente primero, Javier Faus, que se trasladó a Catar para negociar la suspensión del encuentro: "La coincidencia de esas fechas con los únicos días de descanso del primer equipo antes de la etapa más intensa de la temporada, así lo ha aconsejado".

La idea era pasar el partido al final de la temporada pasada o al principio de la actual, pero hubo varios motivos para no hacerlo. Por un lado, la disputa del Mundial de Brasil –cosa que hace pensar que el partido sí que se podría jugar este verano– y, por el otro, las elevadas temperaturas que se registran en Catar durante el verano, desaconsejables para los futbolistas en pretemporada.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad