El Barça se siente parcialmente vencedor de la acción de responsabilidad social 

stop

El club emite un comunicado en el que aclara que el último año de Laporta tuvo pérdidas en lugar de 11 millones de beneficios

Josep María Bartomeu preside la asamblea de compromisarios del FC Barcelona 2014 | V. Malo

28 de octubre de 2014 (20:37 CET)

El Barça se siente parcialmente vencedor de la acción de responsabilidad social interpuesta contra Joan Laporta y 16 exdirectivos del club. Aunque la sentencia del juez José Manuel Martínez Borrego desestima la demanda, la entidad azulgrana considera que hay varios aspectos positivos que destacar.

El club se centra en cuatro puntos para exponer los logros que se extraen de la sentencia del juez. Entre ellos destaca el hecho de que el club ha logrado su principal objetivo, sentar un precedente jurídico: "La decisión del juez sienta de hecho las bases legales y morales para evitar que en el futuro ni esta ni cualquier otra junta del FC Barcelona pueda presentar delante de los socios balances financieros con pérdidas económicas, tal y como establecen los nuevos estatutos del club desde 2013".

Otro aspecto que recalca el club es que el curso 2009-10 sí que se cerró con pérdidas económicas, aunque Laporta y su junta presentaron 11,1 millones de beneficios. El Barça pone énfasis en este aspecto que, sin embargo, no empaña que los dos mandatos globales de Laporta terminen con un saldo final positivo.

El Barça reformuló las cuentas de Laporta a través del vicepresidente económico del club, Javier Faus, y en su comunicado deja claro que "el juez estima como valida la reformulación de cuentas realizada". Sin embargo, hay tres puntos que arrojaron importantes pérdidas a Laporta, las denominadas incertidumbres no cuantificadas, que el juez no ha considerado imputables a la junta anterior: la depreciación de los terrenos de Viladecans (11,5 millones), el concurso de Mediapro (9,75) y el pleito con Sogecable (37,8).

Asimismo, el club asegura que "la sentencia reconoce la legitimidad del FC Barcelona para presentar la demanda, así como la naturaleza objetiva de la responsabilidad de los directivos por los resultados negativos de su gestión".

Por último, el Barça hace hincapié en que no ha sido condenado a pagar las costas de la defensa, cuyos honorarios ascienden a 1,1 millones de euros.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad