El Barça se atasca en Anoeta y desperdicia la ocasión de recortar puntos al Real Madrid

stop

Los azulgrana, incapaces de marcar, pierden contra la Real Sociedad tras la enésima alineación polémica de Luis Enrique

Sergio Busquets, Jordi Alba y Xavi Hernández, cabizbajos tras el Real Sociedad-Barça (1-0) | EFE

04 de enero de 2015 (23:17 CET)

Los 'grandes' de la Liga española empiezan el 2015 con mal pie. El FC Barcelona, que llegaba al difícil Anoeta con la posibilidad de recortar puntos al Real Madrid –tras perder contra el Valencia en Mestalla–, fracasó en el intento y se fue de San Sebastián de manos vacías (1-0).

Los hombres de Luis Enrique volvieron a tener problemas para encontrar el gol ante un equipo inferior. El Barça, con un presupuesto de 530 millones de euros, es una de las grandes potencias de Europa, mientras que el club donostiarra se maneja en cifras mucho más modestas, alrededor de los 50 millones para cubrir los gastos de plantilla.

Autogol de Jordi Alba

Las diferencias económicas se notaron sobre el terreno de juego, pero no lo suficiente. El Barça fue superior en juego y ocasiones, pero se vio forzado a remar contracorriente desde el primer minuto de partido, cuando Jordi Alba batió a Claudio Bravo en propia portería. A partir de ese instante, el conjunto azulgrana se adueñó del balón y del tempo del partido pero fue incapaz de marcar.

Luis Enrique volvió a ser osado en su alineación. Especialmente a la hora de visitar un campo históricamente complicado, donde ya han caído esta temporada el Real Madrid y el Atlético. El técnico asturiano dejó en el banquillo a Leo Messi y Neymar, y se vio obligado a sacarlos al césped entrada la segunda mitad para buscar la heroica. Pero ni con esas.

"Nos vamos jodidos"

El tridente completado por Luis Suárez no hizo honor a la fama de goleador que le caracteriza y chocó una y otra vez contra Rulli, guardameta de la Real. "Nos vamos de aquí jodidos", dijo Xavi Hernández tras acabar el encuentro. El egarense no buscó excusas, más allá de que "la pelota no ha querido entrar". Hubo ocasiones y el Barça encerró a los donostiarras en su campo, pero la insistencia de los jugadores ofensivos, sin Rakitic, no dio los frutos esperados.

El Barça recibe el domingo que viene al Atlético de Madrid en el Camp Nou igualados a puntos. Será una prueba de fuego para el proyecto de Luis Enrique y de un cuestionado Andoni Zubizarreta, que puso su cargo a disposición del presidente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad