El Barça se atasca ante el CSKA

stop

El equipo de Xavi Pascual pierde su primer partido en la Euroliga pero cierra la fase inicial como primero de grupo

Huertas intenta frenar una acción de Jackson en el Palau / EFE

13 de diciembre de 2012 (23:21 CET)

El Barça Regal no pudo completar una primera fase de la Euroliga perfecta. Sin error. Tras ganar los primeros nueve partidos, con exhibición en Moscú incluida, el equipo de Xavi Pascual se atascó ante un CSKA muy sobrio en defensa y con grandes destellos de calidad en ataque. Un triple estratosférico de Teodosic y ciertas dosis de ansiedad final castigaron a un Barça demasiado intermitente. Perdió en el Palau (75-78), pero certificó la primera plaza de su grupo.

El CSKA del Palau, mucho más competitivo que el de Moscú (victoria azulgrana por 60-81), fue un buen esbozo del temible CSKA que se espera dentro de unos meses. Con un presupuesto de 44 millones de euros, casi el doble que el del Barça (23 millones), Ettore Messina dispone de una sofisticada artillería. Teodosic y Jackson imprimen mucha velocidad al equipo y son muy fiables en el tiro exterior, y Krstic es un pívot casi infranqueable, al que se sumó un hiperactivo Kaun en la primera parte.

Inicio sin tensión

El Barça, que arrancó demasiado frío, poco tensionado (3-15 en el minuto cinco), tuvo momentos de gran lucidez en el segundo cuarto, sostenido por Mickeal, Lorbek y Navarro, que cambió la dinámica del partido con dos triples consecutivos. Fueron 10 minutos muy bien interpretados por el grupo azulgrana en el que cada jugador cumplía las exigencias del guión. Con 47-41 se llegó al descanso.

Messina, uno de los mejores estrategas del balonceso europeo de las últimas dos décadas, halló entonces la fórmula para rebajar la producitividad azulgrana. El CSKA se hizo fuerte en la pintura, desactivando a un Lorbek que comenzó pletórico pero que acabó impotente (anotó los 11 puntos en la primera parte). La temprana cuarta personal de Tomic penalizó demasiado al Barça, cada vez más inseguro (sólo 28 puntos en la segunda parte), al que no pudo rescatar Navarro en una batalla que, deportivamente, no decidió nada, pero sí tuvo un gran valor estratégico y moral. El CSKA, por dinero y plantilla, es el gran candidato a ganar la Euroliga.

Navarro, con 17 puntos, fue el máximo anotador del partido. Por el CSKA, los jugadores más resolutivos fueron Krstic (15 puntos), Kaun (14) y Teodosic (13).

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad