El Barça regresa al 'Coliseum fantasma'

stop

Hasta nueve clubes de Segunda cuentan con mayor asistencia media que los azulones

El Coliseum, un día de partido

14 de septiembre de 2012 (19:59 CET)

Escenario de noches inolvidables como la remontada copera al Barça de Rijkaard o la dramática eliminatoria europea ante el Bayern Múnich, el Coliseum Alfonso Pérez es uno de los estadios más desangelados de la Liga BBVA. Asentado en la máxima categoría del fútbol español, el Getafe vive desde hace meses inmerso en un cisma entre afición y presidente, que ha provocado el nacimiento de la plataforma 'Getafe Somos Todos'.

A pesar de la muestra de buenas intenciones de la junta que encabeza Ángel Torres y el anuncio este verano de una serie de medidas con las que se pretende que el Coliseum recupere el color y el ambiente de sus mejores tardes, el conflicto apenas tiene visos de solución. Y a pesar de la promesa de una reducción de un 30% de los abonos de la temporada 2013/14 para todos aquellos que confirmen la renovación de su carné antes del 30 de septiembre, o de iniciativas como la financiación de éstos a 3,6 o 10 meses y la creación de sendos abonos a precio reducido para desempleados (215 euros) y pensionistas (265), el plástico de los asientos y el cemento volvió a ser el telón en el estreno liguero del equipo de Luis García Plaza.

Frente a todo un Real Madrid, el feudo azulón apenas acogió a 8.000 espectadores. Ni media entrada para recibir al vecino campeón de Liga. La razón, más allá de los elevados precios de los abonos – 360 euros cuesta el más barato y 580, el más caro-, el coste de las entradas que ascendieron entre los 50 y los 110 euros. En esta 4ª jornada, el segundo equipo en visitar la capital del Sur de Madrid será el Barça. Y lejos de abaratar el acceso al campo tras la desoladora imagen vivida en su debut, los aficionados deberán rascarse el bolsillo aún más, tras la aplicación de la subida del IVA que hará que la entrada más barata, en cualquiera de los dos fondos, cueste 60 euros.

Promedios de Segunda y menos abonos

En sus nueve temporadas en Primera, el Getafe ha visto reducido a la mitad su número de abonados: de los 12.000 que vivieron los primeros coletazos del club en la máxima categoría, a los 6.000 con los que cuenta actualmente. Cifras que han adquirido un tinte aún más dramático este verano, cuando a pesar de los intentos en vano de Torres y su junta, cerca de 2.500 aficionados azulones decidieron no renovar su abono.

Con una asistencia media de 9.072 espectadores la pasada temporada, el Getafe fue solo por delante del Rayo (8,322) el segundo equipo con menor afluencia de aficionados en toda la Liga BBVA. De hecho, hasta nueve equipos de la Liga Adelante (Recreativo, Hércules, Xerez, Elche, Las Palmas, Córdoba, Almería y los ascendidos Deportivo y Valladolid) registraron mejores entradas durante toda la temporada que el propio Getafe. E incluso, y de forma más que habitual, históricos de 2ªB como Real Oviedo o Cádiz atraen a cerca de 10.000 espectadores a sus respectivos estadios. Registros añorados y envidiados desde la entidad azulona que, más allá de su atractivo proyecto deportivo, debe recuperar el aliento de su hinchada en el Coliseum.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad