El Barça Regal da la cara y muestra su mejor versión antes de recibir al Madrid

stop

Los de Xavi Pascual se dieron un festín a costa de un Fenerbahce Ulker descompuesto (100-78)

Sarunas Jasikevicius cuajó un gran partido y anotó 7 puntos | EFE

28 de diciembre de 2012 (23:21 CET)

El Barça Regal dio la cara cuando la afición más se lo exigía. Tras un cúmulo de cuatro derrotas consecutivas (tres en Liga y una en Europa), el equipo estaba cuestionado y su entrenador, Xavi Pascual, en el punto de mira. Sin embargo, los azulgrana hicieron gala de su mejor versión y acallaron, solo en parte, las críticas que acusan al equipo de falta de ambición y de ofrecer un juego poco alegre, excesivamente basado en la defensa. 

El Barça se pegó un auténtico festín en su estreno en el Top 16 de la Euroliga a costa del Fenerbahce Ulker (100-78), al que arrolló de forma demoledora desde los prolegómenos del encuentro. Al final del primer cuarto, el cuadro azulgrana ya tenía una renta de 11 puntos (24-13), gracias a la aportación de las 'vacas sagradas' del equipo, Juan Carlos Navarro y Pete Mickeal. Dos jugadores que perdieron protagonismo con el paso de los minutos, visto el buen juego desplegado por los que salían del banquillo, y que pudieron descansar.   

En un segundo cuarto de auténtico showtime, se destaparon jugadores en horas bajas como Marcelinho Huertas, Nathan Jawai o Sarunas Jasikevicius. Los triples de ambos bases y los dos impresionantes mates consecutivos del australiano certificaron lo bien que este equipo puede hacer las cosas cuando se lo propone. Incluso Ingles y Wallace se unieron a la fiesta con sendos triples que condujeron al Barça al descanso con 19 puntos de ventaja (52-33), 12 asistencias y 5/6 en triples.

Sentencia

Después de la irregular temporada que está cuajando el equipo, no había tiempo para autocomplacencias. Ya iban varios partidos bien encarrilados en el primer tiempo que acababan tirados por la borda, así que el equipo mantuvo puesto el mono de trabajo y fue capaz de aguantar la sustanciosa renta hasta el final. Víctor Sada, también resucitado, dejó 'seca' a la estrella del Fenerbahce, Bo McCalebb (2 puntos), anotó un triple de 'jugón' y se permitió poner un tapón impresionante al jugador de 2 metros Bojan Bogdanovic (el mejor de su equipo con 19 puntos).

En los minutos finales, Xavi Pascual optó por trabajar la defensa zonal, previsiblemente de cara al partido de Liga del próximo domingo contra el Real Madrid. El equipo rindió igual de bien y llegó a los 100 puntos con un lanzamiento de dos de Huertas que sirvió para finiquitar el duelo (100-78) y mantener el idilio del equipo con la Euroliga.

Buenas noticias

El Barça más alegre corrió, buscó el contraataque y propuso un juego dinámico, con el que los jugadores demostraron sentirse a gusto. Un estilo que no es siempre habitual con Pascual, caracterizado por su rigor defensivo. En esta ocasión regresó la circulación de balón, la participación de los 12 jugadores convocados (nadie se quedó sin anotar) y, consecuentemente, el acierto desde el tiro exterior. Hasta seis miembros de la plantilla superaron los dobles dígitos en anotación: Navarro (14), Huertas (14), Mickeal (12), Lorbek (12), Tomic (12) y Jawai (10).

El próximo reto del Barça Regal pasa por retomar el pulso de una Liga Endesa que no podía haber empezado peor, con siete victorias y siete derrotas. Cara en Europa, el equipo de Pascual es una cruz en la ACB y el último duelo del año se antoja poco menos que vital, por la posibilidad de quedar fuera de la Copa. El Palau recibe este domingo al Real Madrid, invicto y en un momento de forma sensacional. Una auténtica prueba de fuego para el Barça y la mejor ocasión para reivindicarse ante su gente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad