El Barça Regal conquista el Nou Congost en el estreno de Brad Oleson

stop

Los de Xavi Pascual brindan una nueva lección de juego colectivo y con un Tomic imparable acaban con un combativo Manresa

Brad Oleson se estrenó bien con el Barça Regal, ante el Manresa | EFE

03 de febrero de 2013 (14:35 CET)

El Barça Regal paseó su versión más contundente por el Nou Congost, para batir a un Manresa (76-88) con muy poco presupuesto pero mucho coraje, que cotiza al alza en las últimas jornadas. El cuadro azulgrana deleitó con una actuación coral de todos sus jugadores, donde Ante Tomic (24 puntos, 8 rebotes y 30 de valoración) volvió a ser el jugador más decisivo del equipo. Mención aparte para Brad Oleson, el nuevo fichaje del Barça, que solo jugará en Liga. El escolta de Alaska entró en juego a los cinco minutos de choque y demostró el por qué de su fichaje con 10 puntos (16 de valoración) en 25 minutos sobre el parquet y, especialmente, con una exhibición de cualidades defensivas y espíritu de equipo. 

El conjunto de Xavi Pascual protagonizó un arranque demoledor. Como viene siendo habitual en los últimos encuentros, todos los jugadores sumaban, haciendo del juego colectivo – tan ausente en algunos tramos de esta temporada – la mejor baza del equipo. Especialmente entonados estuvieron, al principio, el pívot australiano Nathan Jawai (11 puntos en los primeros 15 minutos) y Erazem Lorbek que, con cinco tantos consecutivos, noqueó al Manresa para alcanzar una diferencia de 20-40 en el luminoso. Resultado que redujo Adam Hanga después de un mate espectacular que agrietó el tablero de la canasta y obligó a parar el partido durante más de 30 minutos.

El Manresa no se rinde

El parón accidental tuvo un efecto revitalizante para el conjunto del estudioso Jaume Ponsarnau, que guiado por Hanga y con tres triples consecutivos de Javi Rodríguez, Josh Asselin y el propio Hanga, consiguió recortar distancias para llegar al descanso 36-50. La reanudación siguió con la tónica anterior, ya que el Barça empezó el tercer cuarto con dos balones perdidos y Troy DeVries anotó otro lanzamiento de tres para provocar un parcial de 20-10 para los manresanos, que luchaban por meterse en el partido y llegaron a recortar a siete puntos (49-56).

Tras unos minutos calientes, de férreas defensas y desacierto ofensivo, el Barça consiguió tomar un poco de aire gracias al acierto de Huertas y, sobre todo, al buen trabajo interior de Tomic y Lorbek para cerrar el tercer periodo 55-68 y afrontar el último acto con garantías. Sin embargo, el Manresa se resistía a dar el partido por perdido y, con una presión asfixiante, puso en serios aprietos al Barça. Hasta que Tomic y Huertas (7 puntos, 8 asistencias y 21 de valoración) se encargaron de sentenciar el derbi catalán (76-88). Buenas noticias para el conjunto azulgrana, que parece encontrar su mejor momento de forma de la temporada pese a la ausencia del pilar del equipo, Juan Carlos Navarro.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad