El Barça recupera la normalidad en Vallecas

stop

El equipo de Luis Enrique gana al Rayo con goles de Messi y Neymar, y se escapa del Atlético

Messi y Neymar celebran el primer gol del Barça contra el Rayo en Vallecas / EFE

04 de octubre de 2014 (20:18 CET)

El Barça recuperó la normalidad en Vallecas. En la Liga, una competición mucho menos exigente que la Champions, el equipo de Luis Enrique vive con relativa tranquilidad. Sin agobios defensivos, le basta con el talento de Messi y Neymar para sumar puntos de tres en tres. Ya suma 19 de 21 posibles y se escapa del Atlético. El actual campeón perdió en Valencia (3-1) y ya está a cinco puntos del Barça. El Real Madrid juega este domingo contra un Athletic en crisis.

Vallecas es una buena plaza para el Barça, que había ganado los anteriores tres partidos con un balance de 16 goles a favor y 0 en contra. Este sábado, el equipo azulgrana exhibió un perfil más pragmático que en las anteriores citas. Marcó dos goles en apenas un minuto (Messi y Neymar, 35 y 36) y conservó su botín sin grandes sobresaltos en un partido con buenas noticias. La más destacada, los siete encuentros que encadena Claudio Bravo sin encajar un gol. El chileno superó el récord del mítico Pello Artola de 1977.

La normalidad, parcialmente, comenzó con la alineación. Con el regreso al equipo titular de Xavi y, sobre todo, Piqué. Pero Luis Enrique no es un técnico plano ni diplomático. En Vallecas colocó a Mathieu como lateral izquierdo y el inventó funcionó bastante bien. El francés se prodigó en ataque, pero le falto finura.

El presupuesto del Rayo

El Rayo de Paco Jémez desafió al Barça con una presión muy avanzada que se le atragantó durante media hora al líder. Sufría el Barça para dar cuatro pases seguidos, pero dos balones largos de Piqué y Bartra culminados por Messi y Neymar desatascaron al grupo azulgrana. En un minuto todo se resolvió.

El segundo acto fue un mero trámite, como si Rayo y Barça firmaran un pacto de no agresión. El equipo madrileño acabó con nueve jugadores por las expulsiones de Morcillo y Aquino, pero el marcador no cambió. Todo un mérito para un club que apenas recibe 14 millones de las televisiones, 10 veces menos que el coloso azulgrana. Sólo Messi cobra el doble que todo el presupuesto del Rayo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad