El Barça rechazó casi 200 millones por sus estrellas el último año de Guardiola

stop

Tres jugadores estaban en la 'lista negra' del actual entrenador del Bayern

Maria Hernández

Pep Guardiola, manteado por los jugadores del Barça; una escena que se repitió en innumerables ocasiones durante sus cuatro años como entrenador
Pep Guardiola, manteado por los jugadores del Barça; una escena que se repitió en innumerables ocasiones durante sus cuatro años como entrenador

28 de febrero de 2015 (20:15 CET)

El Barça pudo haber hecho caja con sus jugadores más codiciados entre los veranos de 2012 y 2013. Entre Gerard Piqué, Dani Alves, Andrés Iniesta y Pedro, pudieron haber dejado 176 millones de euros en las arcas del club en un lapso de tiempo de solo dos años. Después de ese momento, ninguno de ellos ha alcanzado el nivel que mostraron bajo las órdenes del técnico de Santpedor.

'Lista negra' de Guardiola

Pep Guardiola ya colocó a dos de ellos en su "lista negra" cuando aún dirigía al Barça: Gerard Piqué y Dani Alves. El club no atendió  a los deseos de Guardiola en su momento, y con la marcha del catalán, ambos defensas siguieron en el club. De haberle hecho caso, y de haber encontrado un "comprador", Alves y Piqué hubieran abandonado el Barça justo en el momento en el que su rendimiento empezó a bajar, y el club hubiera ingresado 76 millones de euros entre los dos.

Otro con el que no contaba Guardiola era Pedro Rodríguez. El papel del canario en el actual Barça es mucho menos importante que el que tuvo en otro tiempo, cuando llegó a ser titular en toda una final de Champions. De nuevo, tras la marcha de Guardiola y con la llegada de Tito Vilanova al banquillo azulgrana, Pedro fue relegado a un segundo plano. Aun así, en verano de 2013, tras la consecución de la Liga, su valor de mercado alcanzó los 30 millones de euros.

El caso de Iniesta

La venta de Andrés Iniesta no estaba entre los deseos de Pep Guardiola, pero no ha vuelto a demostrar el gran nivel que alcanzó, o al menos no con constancia. Durante el verano de 2012, tras la Eurocopa ganada por España, Iniesta alcanzó su máximo valor de mercado: 70 millones de euros (según Transfermarkt).

El manchego atravesaba un buen momento de juego, ganando incluso el premio al mejor jugador UEFA. Pero lo cierto es que a partir de esa temporada, Iniesta perdió brillo, y su papel dentro del equipo perdió peso. En las dos temporadas posteriores, Iniesta sólo vio puerta en 9 ocasiones y dio 30 pases de gol.

Así, los 70 'kilos' que seguro que alguien estaba dispuesto a pagar por Iniesta, sumados a los 106 de Pedro, Alves y Piqué, hacen un total de 146 millones de euros ingresados en un solo verano.