El Barça puede gastar 20 millones más que el Madrid en salarios

stop

El Almería, el Elche y el Eibar son los clubes con menos capacidad adquisitiva, según la Liga

Cristiano Ronaldo y Leo Messi / EFE

17 de septiembre de 2014 (11:29 CET)

El FC Barcelona puede gastar 347,9 millones de euros en salarios de futbolistas, casi 20 millones más que el Real Madrid (328 millones). Las diferencias con los otros clubes de la Liga son abismales. El Atlético, el tercer equipo más rico, puede destinar 105 millones. En la cola están el Eibar (12,8), el Elche (12,5) y el Almería (11,7), que sólo pueden invertir uno de cada 30 euros de los dos colosos, según el tope salarial fijado por la Liga que ha desvelado Marca.

El Barça, históricamente, suele gastar menos que el Real Madrid en fichajes, pero invierte mucho más en pagar los salarios de sus futbolistas. La tendencia, sin embargo, ha cambiado esta temporada. El club que preside Josep Maria Bartomeu ha gastado 157 millones en fichajes y su gran rival, 115. Las fichas, en cambio, se han igualado, al ahorrarse el Barça más de 30 millones de euros por las salidas de Valdés, Puyol y Cesc Fàbregas.

El Espanyol ocupa el noveno puesto

El Atlético, que la pasada temporada ingresó 50 millones de euros por su participación en la Champions, ha invertido 112 millones en fichajes y puede destinar 105 en salarios. Le siguen el Sevilla (78,6), el Valencia (73) y el Athletic (49,9). El Espanyol ocupa el noveno puesto. Puede destinar 32,2 millones, aunque el coste de su actual plantilla actual ronda los 18 millones.

Las cantidades fijadas para el tope salarial salen de la resta entre los ingresos que tiene un club y sus gastos no deportivos.

Clubes Tope Clubes Tope
Barcelona 347,9 Granada 22,8
Real Madrid 328 Celta 18,7
Atlético 105

Getafe

18,7
Sevilla 78,6 Levante 17
Valencia 73 Rayo 15,8
Athletic 49,9 Deportivo 15,3
Villarreal 44,2 Córdoba 14,2
R. Sociedad 38,9 Eibar 12,8
Espanyol 32,2 Elche 12,5
Málaga 27,5 Almería 11,7

 

 

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad