El Barça pierde 22 millones de euros con la sección de baloncesto

stop

El coste reabre el debate sobre el futuro de los equipos profesionales entre la directiva y la afición azulgrana

Foto oficial de la plantilla de baloncesto del FC Barcelona de esta temporada

19 de febrero de 2015 (20:46 CET)

El FC Barcelona destina 25 millones de euros a la sección de baloncesto y sólo ingresa tres, sobre todo por derechos de televisión y abonados, según fuentes del club que preside Josep Maria Bartomeu. Estas cifras reabren el debate sobre el coste de las secciones profesionales y el compromiso de la actual junta directiva de rebajar su impacto en la economía de la entidad.

El Barça, que este jueves ha derrotado al Valencia en los cuartos de final de la Copa del Rey, ha rebajado esta temporada el presupuesto de la sección de baloncesto. El año pasado, el club destinó 27 millones de euros entre el primer equipo y las categorías inferiores. En esta temporada, el presupuesto de la sección es de 25 millones. La marcha de Papanikolaou, sustituido por Thomas, ha permitido al club ahorrarse más de un millón en concepto de salario. El alero griego, además, abonó 1,1 millones de euros al Barça para rescindir su contrato y fichar por los Detroit Pistons, de la NBA.

El coste de la plantilla de esta temporada asciende a 15 millones de euros. El de la pasada era de 17 millones.

Regal, último patrocinador

Regal fue el último patrocinador del equipo de baloncesto. La compañía de seguros pagaba 1,5 millones de euros al Barça por exhibir su nombre y logotipo en las camisetas de la sección, pero hace un año y medio rescindió su compromiso. Actualmente, la sección de baloncesto tiene unos 5.500 abonados al Palau y un acuerdo por los derechos de televisión con TV3.

El Barça también destina unos 8 millones a la sección de balonmano, 5,5 millones al fútbol sala y 2,5 millones al hockey sobre patines. El coste de las secciones profesionales asciende a 41 millones de euros y los ingresos oscilan entre los cuatro y los cinco millones. Estos 36 millones de déficit suponen el 6,7% del presupuesto de la entidad, una cifra sensiblemente inferior al 10% que, aproximadamente, costaban las secciones en 2010.

Debate interno

En la junta directiva del Barça y entre los aficionados hay discrepancias sobre la conveniencia de mantener las secciones  profesionales. Los partidarios defienden el retorno que obtiene el club por los éxitos deportivos de los equipos de baloncesto, balonmano, fútbol sala y hockey patines. Los detractores, en cambio, consideran que el Barça podría destinar esos 36 millones a un futbolista importante para reforzar al equipo de fútbol.

Josep Maria Bartomeu, presidente del Barça, es uno de los principales seguidores de las secciones. En las oficinas del club aseguran que Jordi Moix es gran aficionado al baloncesto y al fútbol sala y cuentan que Carles Vilarrubí, más escéptico, mantiene una estrecha relación con Salvador Alemany, exresponsable de las secciones del club durante los mandatos de Josep Lluís Núñez y Joan Gaspart. Javier Faus, vicepresidente económico, aboga por unas secciones más sostenibles. El incremento de los ingresos pasa por el nuevo Palau, con capacidad para 12.000 espectadores, y nuevos patrocinadores, al margen de los que tiene el equipo de fútbol.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad