El Barça pide una revisión de los contratos de Nike y Qatar Airways

stop

El club que preside Bartomeu asume que los contratos con las dos marcas han quedado desfasados y aspira a ganar el doble

El avión de Qatar Airways aterriza en el planeta Barça | Youtube

04 de octubre de 2014 (00:00 CET)

El FC Barcelona asume que los dos grandes contratos de patrocinio con Qatar Airways y Nike han quedado desfasados. El club que preside Josep Maria Bartomeu estima que podría ingresar el doble por la marca comercial y el sponsor técnico de sus camisetas, y pide una revisión de ambos acuerdos.

El Barça es el gran símbolo de Nike. El club más representativo de la multinacional de Oregón (Estados Unidos). El acuerdo entre ambas entidades contempla el pago de la marca deportiva de unos 30-35 millones de euros anuales. La alianza, iniciada en 1998, finalizará en 2018.

Nike asume que deberá revisar el actual contrato. El Barça, por su parte, propone un acuerdo mucho más amplio que el actual, con una mayor presencia de la marca estadounidense en las instalaciones del club. Y presiona con el nuevo contrato que el Manchester United ha firmado con Adidas, que abonará 94 millones de euros al club de Old Trafford en los próximos 10 años tras romper, curiosamente, con Nike.

El apellido comercial del Camp Nou

El PSG, la Juventus y el Manchester City son otros grandes clubes controlados por Nike. Adidas, en cambio, sponsorizará la próxima temporada a tres de los cuatro clubes con más Champions: el Real Madrid, el Milan y el Bayern.

El Barça también quiere más dinero por el patrocinio de su camiseta. Qatar Airways paga unos 32 millones de euros anuales. El acuerdo finaliza el 30 de junio de 2016 y el club contempla dos escenarios: renovar su alianza con Catar o negociar con otra poderosa firma comercial. En cambio, el Barça considera "inviable" que desaparezca la publicidad de las camisetas del equipo de fútbol.

Otro objetivo prioritario para el Barça a medio plazo será el apellido comercial del Camp Nou. La remodelación del actual estadio y su entorno costará 600 millones de euros y la entidad busca un patrocinador que aporte unos 200 millones de euros en los próximos 25 años.

 

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad