El Barça perderá la licencia A de la Euroliga si no construye un nuevo pabellón

stop

El equipo azulgrana tendría que disputar la final de la Liga Endesa para jugar en el gran torneo europeo un año después

Panorámica del Palau Blaugrana / Archivo

25 de septiembre de 2012 (18:34 CET)

Las limitaciones económicas del Barça pueden repercutir en la sección de baloncesto. El equipo azulgrana perderá la licencia A de la Euroliga, que garantiza su participación en la máxima competición continental, si no se compromete a construir un nuevo pabellón, opción totalmente descartada por la directiva.

"El plan estratégico no contempla construir un nuevo Palau", manifestó Javier Faus, vicepresidente económico del Barça, el domingo en Catalunya Ràdio. "Ahora tendremos que decidir qué hacemos: si ir al Sant Jordi o acogernos a una licencia B con la que jugaríamos la Euroliga sólo si nos clasificamos primeros o segundos en la Liga", añadió Faus.

Jordi Bertomeu, director ejecutivo de la Euroliga, expresó su malestar con la postura del club. "Las reglas son las reglas. Ya ha habido flexibilidad y no se puede esperar que la haya siempre que lo quiera un club. Tampoco nos ha gustado cómo nos hemos enterado", advirtió Bertomeu.

Moratoria condicionada

Durante la campaña electoral de 2010, Sandro Rosell se comprometió a levantar un nuevo pabellón. El entonces candidato a la presidencia del Barça recordó que la Euroliga obligaba al club a jugar sus partidos internacionales en una instalación (el Sant Jordi o un nuevo recinto) con una capacidad mínima para 10.000 espectadores para mantener la licencia A.

El Palau Blaugrana, con un aforo de 7.500 localidades, no reúne los requisitos, pero la Euroliga concedió una moratoria al Barça (también al CSKA Moscú y al Montespaschi Siena) a cambio de que el club presentara un detallado plan sobre un futuro pabellón.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad