El Barça es el PSG del futsal

stop

El equipo azulgrana, históricamente un equipo sin aspiraciones, es el club más potente en los últimos años

Carlos Garrido

Presentación de Batería y Ferrao como jugadores del FC Barcelona de fútbol sala, en verano de 2014 / EFE
Presentación de Batería y Ferrao como jugadores del FC Barcelona de fútbol sala, en verano de 2014 / EFE

17 de enero de 2015 (20:04 CET)

Parecía increíble hace tan solo unos pocos años que el F.C Barcelona pudiera llegar a dominar en el fútbol sala nacional, e incluso en el panorama europeo de este deporte. Pero a veces, con esfuerzo, y sobre todo con dinero, se pueden hacer grandes cosas, y el más claro ejemplo de ello es el Barça de futsal.

Un equipo de la zona baja

El FC Barcelona nunca se había caracterizado por ser un equipo puntero en fútbol sala. Mientras Interviú, el actual Inter Movistar, copaba las portadas y llenaba sus vitrinas con títulos, con permiso de ElPozo Murcia, el Barça era un equipo de nivel bajo que alternaba entre la División de Honor y la División de Plata.

Con la llegada de Joan Laporta a la presidencia del Barcelona, se produjo un gran cambio. El nuevo presidente azulgrana decidió aumentar de manera ostentosa el presupuesto para el resto de secciones del club, y, sin duda alguna, una de las más beneficiadas fue la sección de fútbol sala.

Laporta quería que el Barça se hiciera un hueco entre los grandes, y lo consiguió con un presupuesto equiparable, e incluso mayor, al de sus máximos rivales, Inter Movistar y El Pozo Murcia.

Marc Carmona

De la mano de Marc Carmona, entrenador y máximo mandatario en la parcela deportiva, se comenzó una revolución total en la plantilla. A la disciplina azulgrana llegaron grandes nombres, Javi Rodríguez, Wilde, Jordi Torras,… y se comenzó a forjar una plantilla que jugaba muy bien al fútbol sala, y lo que es más importante, ganadora de títulos.

En la temporada 2010-2011, el Barça Allusport, como se llamaba entonces por razones de patrocinio, arrasó con todos los títulos que jugó. Hizo pleno, y consiguió ganar todas las competiciones que disputó, emulando lo vivido el año anterior con la sección de fútbol.

Desde aquel mágico año, el Barça ha incrementado su palmarés con 3 Ligas, 3 Copas de España, 4 Copas del Rey y 2 UEFA Futsal Cup, entre otros títulos.

Se vuelve a sacar la chequera

Tras el éxito de Inter Movistar la temporada pasada, y la aparente vuelta de ElPozo a la pelea por todo, el Barça volvió a poner el dinero sobre la mesa el pasado verano y fichó a la revelación de la LNFS y estrella interista, Bateria.

De este modo, al igual que ocurriera anteriormente con los fichajes de Jordi Torras o Wilde, el Barcelona volvía a debilitar al máximo rival arrebatándole a una pieza clave. Pero las salidas de jugadores importantes como Fernandao o el propio Torras, motivaron a que el equipo azulgrana siguiera reforzándose, y en esas llegaron Rafa Usín, estrella de Magna Navarra, y Ferrao.

Ahora el FC Barcelona vuelve a comandar en lo más alto de la tabla de la LNFS, clasificado para la Copa de España, pendiente de sellar su pase a la final de la Copa del Rey, y a la espera de jugar su tercera Final Four de la UEFA Futsal Cup.

El Barça de fútbol sala, con un presupuesto de 3,5 millones de euros en esta temporada, se asemeja mucho a los vividos en otros clubes de fútbol, como el PSG. Está claro, que el dinero mueve el mundo, y por lo tanto, también mueve el deporte.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad