El Barça deja vía libre al Madrid en la lucha por la Liga

stop

El equipo de Luis Enrique ha perdido ocho puntos con el Madrid de los últimos 21

Neymar, en una acción contra el Celta en el Camp Nou | EFE

02 de noviembre de 2014 (02:00 CET)

El Barça ha perdido ocho puntos con el Madrid de los últimos 21. Las dos derrotas consecutivas del equipo azulgrana en el Santiago Bernabéu (3-1) y en el Camp Nou, ante el Celta (0-1), dejan vía libre al conjunto de Concha Espina en la carrera por la Liga. Sobre todo por las sensaciones que transmite uno y otro.

Nuevo técnico, media plantilla renovada y diversos frentes judiciales y personales abiertos han convertido al Barça en un equipo vulnerable y predecible. Luis Enrique busca el mantenimiento de la esencia del juego azulgrana con la mezcla de canteranos y fichajes a partes iguales. Ardua tarea. Es necesario tiempo de adaptación para que las nuevas piezas asimilen la forma de jugar del equipo azulgrana y la afición, seca de títulos en el último año, no entiende de paciencia. Cuando los engranajes encajen, tal vez sea tarde.

Sensaciones opuestas

El nivel de los fichajes de Andoni Zubizarreta tampoco convence, según se desprende de cada encuesta y tertulia deportiva. Para más inri, el Barça no podrá contratar a ningún jugador hasta enero de 2016 por prohibición de la FIFA. Todos los nuevos cumplen, pero ninguno destaca. Ivan Rakitic no es ni Xavi, ni Iniesta. En el frente de ataque, el tridente Neymar-Messi-Suárez busca la mejor colocación. El crack charrúa apenas ha disputado dos partidos y necesita tiempo para compenetrarse con sus compañeros. Ahora mismo, la realidad es que los tres se buscan, pero sin éxito. Más bien se estorban.

El Celta, un equipo de delicioso juego y muy bien organizado, ha cerrado todas las puertas de un Barça vacío en el centro del campo, endeble en la retaguardia y desacertado en el área. Cuatro postes y el portero Sergio han hecho el resto. Luis Enrique, por lo menos, ha intentado algo diferente cuando ha tenido el marcador en contra: Pedro por Rafinha y Xavi por Busquets. Más control, más posesión, más carne en el ataque... y defensa desvestida. Factor sorpresa. No ha resultado. Y podría ser peor.

El Madrid, por su parte, acumula 11 victorias consecutivas entre todas las competiciones. Golea en cada partido. Es el favorito para ganar el título. El Barça genera dudas. El aficionado echa la vista atrás y ve el juego del Barça de Guardiola y Vilanova. Jamás volverá.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad