El Barça de Bartomeu y Luis Enrique se acerca a la primera final

stop

El equipo azulgrana reafirma su estado de gracia y derrota al Villarreal (3-1) con goles de Messi, Iniesta y Piqué

Andrés Iniesta celebra su gol contra el Villarreal en Copa, el segundo de la noche | EFE

11 de febrero de 2015 (21:59 CET)

El Barça de Josep Maria Bartomeu y Luis Enrique necesita un título de prestigio. La Copa del Rey no tiene el glamour de la Champions ni el reconocimiento de la Liga, pero en tiempos difíciles tuvo un efecto balsámico para la institución. Ahora, con el club inmerso en varios procesos judiciales y meses antes de unas nuevas elecciones, el Barça busca nuevos estímulos. En las semifinales del torneo del KO derrotó al Villarreal por 3-1 en el Camp Nou, con goles de Messi, Iniesta y Piqué. El error de Ter Stegen en el gol de Trigueros y el penalti fallado por Neymar frenaron la euforia barcelonista.

A un punto del Madrid en la Liga y a la espera del Manchester City en los octavos de final de la Champions, el Barça se agarra a la Copa del Rey. Es el único club que puede ganar los tres grandes títulos de la temporada. El equipo de Luis Enrique está pletórico y ya suma 10 victorias consecutivas entre la Liga y la Copa. El Villarreal tampoco encontró la fórmula para desactivar la voracidad azulgrana.

Problemas en el ataque posicional

Luis Enrique y Marcelino Toral plantearon el partido como la primera entrega de una serie que se decidirá en El Madrigal. El Barça asumió el mando y el Villarreal se replegó. Quería correr el grupo azulgrana y parar el ritmo su rival. Las cartas estaban marcadas y el Barça tenía muchos problemas en el ataque posicional. Apenas encontraba espacios para maniobrar y sólo se soltó cuando el Villarreal estiró sus líneas.

El Barça, paciente cuando tenía la pelota, destapaba su perfil más agresivo cuando la tenía el Villarreal. Entonces apretaba y asfixiaba al equipo de Marcelino y en una presión muy bien ejecutada por Luis Suárez llegó el gol de Messi a cuatro minutos del descanso.

Mejor registro de Piqué

El segundo acto tuvo un inicio trepidante. En los primeros cuatro minutos marcaron Trigueros e Iniesta. Después Piqué firmó su quinto gol en esta temporada, su mejor registro desde que juega en el primer equipo del Barça. Neymar, en cambio, no tuvo un buen día y falló un penalti que le regaló Messi. Otro gol hubiera sido casi definitivo, pero el actual Barça, de Bartomeu y Luis Enrique, está habituado a sufrir. Hace un mes, parecía que el club había tocado fondo. Hoy ya sueña con su primer título, aunque antes el presidente tendrá que declarar en la Audiencia Nacional por el caso Neymar.