El Barça de Bartomeu toca el primer gran éxito tras invertir 157 millones

stop

El club aspira a ganar Liga, Copa y Champions antes de la convocatoria electoral que prometió el presidente en enero

Josep Maria Bartomeu, presidente del FCBarcelona. A la derecha, Messi y Neymar

16 de mayo de 2015 (22:58 CET)

La temporada ha sido muy movida, pero el final puede ser maravilloso para el Barça. Cuatro meses y medio después de despedir a Andoni Zubizarreta y de anunciar la convocatoria de elecciones anticipadas en un escenario de máxima tensión, Josep Maria Bartomeu aspira a ganar tres títulos en tres semanas. El primero puede festejarse este domingo si el Barça supera al Atlético en el Calderón o logra el mismo resultado que el Real Madrid en el campo del Espanyol.

 Hace un año, el equipo azulgrana cerró un curso horroroso e inició una profunda renovación de la plantilla. Valdés, Cesc Fàbregas y Alexis, entre otros, abandonaron el club y la junta directiva, condicionada también por la sanción de la FIFA, invirtió 157 millones de euros en los fichajes de Luis Suárez, Rakitic, Mathieu, Ter Stegen, Bravo, Vermaelen y Douglas. El gran cambio, no obstante, estuvo en el banquillo. Gerardo Martino, una apuesta fallida del ex presidente Sandro Rosell, fue sustituido por Luis Enrique.

El técnico asturiano recuperó la exigencia y la disciplina. La intensidad y la ambición. Tácticamente mezcló el fútbol bien elaborado de los últimos años con un estilo más pragmático y directo, y optó por rotar a los futbolistas para evitar un desgaste que sí ha padecido el Real Madrid. El método Luis Enrique, no obstante, suscitó algunas dudas en la junta directiva.

El 'caso Neymar'

Bartomeu, acosado por el fiscal José Perals y el juez Ruz por el caso Neymar, estaba en manos del equipo. En las oficinas también hubo cambios. El más significativo fue el despido de Antonio Rossich, el director general de Rosell, una persona que chocó con muchos directivos por su talante autoritario. Hoy, Albert Soler e Ignacio Mestre simbolizan el cambio en la cúpula del club.

El presidente del Barça, que anunciará la convocatoria de elecciones tras la final de la Champions que se disputará el 6 de junio en Berlín, se prepara para emociones fuertes en el campo. De la Audiencia Nacional, mientras, llegan malas noticias. El juez José de la Mata le sentará en el banquillo por el presunto fichaje irregular de Neymar, el mayor problema de Bartomeu en las urnas.

En Madrid, este domingo, el Barça puede ganar el primer título de la era Bartomeu. La Copa del Rey y la Champions esperan. El equipo está muy cerca de recuperar el prestigio perdido en los últimos años. Los éxitos tendrán un coste a corto plazo porque las primas por los tres títulos ascienden a 52 millones de euros. A medio y largo plazo, en cambio, el club podrá aumentar sus ingresos con nuevos patrocinadores. El triplete es la mejor medida de presión para renovar los actuales contratos con Nike y Qatar Airways.