El Barça conquista la Copa del Rey

stop

El equipo azulgrana, poderoso en el juego interior, fulmina al Valencia (85-69) en la final y Mickeal es elegido MVP del torneo

Navarro y Sada levantan el trofeo que acredita al Barça como campeón de la Copa del Rey / EFE

10 de febrero de 2013 (21:35 CET)

Campeón de la Copa del Rey. Por tercera vez en los últimos cuatro años. El Barça, club hegemónico del baloncesto español en la era ACB, amplió su palmarés (23 títulos de Copa) tras derrotar al Valencia por 85-69 en la final de Vitoria. Pete Mickeal, con 14 puntos, fue el máximo anotador del equipo de Xavi Pascual y fue elegido MVP del torneo. Si meritorio fue su último partido, prodigiosa fue su actuación en cuartos de final contra el Real Madrid el día que el Barça fulminó sus complejos y se transformó en una máquina indestructible. En un conjunto compacto y ganador.

Decepcionante en la Liga, donde suma ocho derrotas en 20 jornadas, el Barça ha exhibido su talante más competitivo en la Copa. Ganó al Madrid en un partido épico que se decidió tras dos prórrogas, noqueó al Baskonia en semifinales y frustró al Valencia en una final que dominó desde el tercer cuarto. Autoritario bajo los aros, la contratación de Oleson ha maquillado las carencias del equipo en el juego de perímetro. El escolta norteamericano sumó 12 puntos contra el cuadro de Perasovic en una cita en la que Navarro, sorprendentemente, erró los ocho lanzamientos que intentó. Lo que hubiera sido un drama hace un mes fue una anécdota este domingo.

Markovic sostiene al Valencia


El Barça encaró el partido con una buena actitud defensiva ante un rival encogido, lastrado por la horrorosa actuación de Kelati y las tres personales en menos de tres minutos de Lishchuk. Un triple de Sada en el minuto seis abrió una primera brecha de ocho puntos (14-6), pero el Valencia se conectó a la final gracias a los buenos movimientos de Faverani bajo el aro azulgrana y al acierto de Markovic (14 puntos). Con 17-18 favorable a los valencianos concluyó el primer cuarto. En el segundo, Sada y Huertas impulsaban al colectivo de Pascual, más preocupado por las tres faltas personales de Tomic y Wallace que por su falta de ritmo. Con 36-33 se llegó al descanso.

El Barça apretó las tuercas en defensa en el tercer cuarto y el Valencia se colapsó. Jawai combinó acciones estelares con tres faltas casi consecutivas, pero entonces regresó la mejor versión de Mickeal, el jugador con más carácter de la ACB. Aguerrido en defensa, el alero norteamericano asumió responsabilidades en ataque, sobre todo cerca del aro rival. Sólo Doellman (14 puntos) resistía el vendaval azulgrana cuando Markovic se apagó y Faverani se quedó sin oxígeno en su lucha con los pívots barcelonistas. Cuando todavía faltaban 14 minutos y medio, el Barça se escapó (52-39) tras un mate de Oleson.

Huertas, ocho asistencias

El Valencia necesitaba una proeza, pero nunca logró inquietar a un Barça muy sobrio gracias al trabajo de desgaste de Tomic, Lorbek y Wallace; también a la buena dirección de Sada y Huertas (13 puntos y ocho asistencias) en una final en la que seis jugadores alcanzaron los 10 puntos. Una final que retrató la notable mejoría de un equipo imprevisible que siempre mejora en los momentos decisivos. Cuando otros se apagan, el Barça brilla.


Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad