El Barça cierra el año con dudas en la parcela deportiva

stop

A pesar de la goleada al Córdoba, Luis Enrique y Zubizarreta siguen cuestionados y su relación con la prensa se tensa

Andoni Zubizarreta y Luis Enrique Martínez conversan en la Ciudad Deportiva | Weloba

20 de diciembre de 2014 (23:14 CET)

Al FC Barcelona le llegó la hora de tomar un respiro. El parón navideño y el tiempo que futbolistas, cuerpo técnico, ejecutivos y directivos pasarán con sus familias servirá para desconectar y cargar pilas tras cuatro meses demasiado intensos. La goleada de este sábado al Córdoba (5-0) rebaja pero no empaña la tensión que se palpa en el ambiente. Luis Enrique y Zubizarreta están cuestionados y su relación con la prensa es cada vez más tensa.

El entrenador del Barça no ha repetido ni una sola alineación en lo que va de temporada. Se estrenó el 24 de agosto en Liga contra el Elche con 11 futbolistas que no han vuelto a coincidir todos juntos en ningún otro encuentro de inicio. Luis Enrique sigue buscando la fórmula del éxito y el equipo muestra síntomas evidentes de irregularidad. Las goleadas fulminantes se alternan con la impotencia de cara a portería en partidos como el de Getafe y, cada vez más, abunda la opinión de que el equipo vence pero no convence.

A la defensiva

Tampoco le ayuda a Luis Enrique su parca relación con los medios de comunicación. De excesivo temperamento en ocasiones, 'Lucho' suele estar a la defensiva en las ruedas de prensa. Sus respuestas han incomodado a varios periodistas que, poco a poco, elevan la intensidad de sus críticas hacia el asturiano. Más que como posibles cómplices, ve a los periodistas como enemigos.

Similar relación tiene Andoni Zubizarreta con los medios. El director deportivo del Barça, constantemente en el disparadero, se siente señalado. Y no lo esconde. En la última comida del club con los medios de comunicación, 'Zubi' protagonizó acalorados debates con varios periodistas. Alternaba excusas y justificaciones con críticas y consejos sobre periodismo.

No hay autocrítica

Contrastó la facilidad exhibida para cuestionar el trabajo de la prensa con las dificultades que suele transmitir para asumir las críticas que recibe. Excesivas o no, lo cierto es que 'Zubi' está cuestionado como máximo responsable de la dirección deportiva del club. Esquivó las preguntas incómodas con habilidad y negó la autocrítica al ser preguntado, entre otras cosas, por el 'caso Montoya'.

A pesar de todo, la situación del Barça no es dramática. El equipo ha hecho los deberes en Champions y Copa del Rey y sigue en la pelea por la Liga a cuatro puntos simbólicos –uno en realidad, a falta del Madrid-Sevilla pendiente– del Real Madrid, líder de Primera. La hora de la verdad empieza tras el parón navideño.