El Barça cae en Glasgow ante un Celtic certero y afortunado