El Barça aprende a llegar a una final de Champions sin sufrir con Luis Enrique

stop

El conjunto azulgrana jugará su octava finalísima tras asestar la estocada definitiva a Guardiola a pesar de perder contra el Bayern

Luis Enrique consuela a su amigo Pep Guardiola en el Allianz Arena | EFE

12 de mayo de 2015 (22:50 CET)

Un cuarto de hora. Es el tiempo que tardó el FC Barcelona en asestar la estocada definitiva al todopoderoso Bayern de Pep Guardiola (3-2), que ganó pero ni de lejos intimidó. Neymar marcó el primer gol de su equipo al aprovechar un sensacional pase de Luis Suárez para estirilizar el tempranero gol de Medhi Benatia ('7) y obligar al Bayern a marcar cinco goles si quería acceder a la final de Berlín. Neymar, con siete partidos consecutivos marcando, complicó todavía más la gesta al avanzar nuevamente al Barça ('30).

Con el resultado en contra, los hombres de Guardiola se hundieron. Desaparecieron del partido durante el primer tiempo y solo hicieron un mínimo amago de ilusión en la segunda parte, con los goles de Lewandowski ('59) y Müller ('74). De nada sirvieron. Luis Enrique no tuvo piedad de su amigo Pep. Sabía que las opciones del Barça pasaban por marcar un gol en el Allianz cuanto antes y no fue solo uno, sino dos.

El Barça jugará la octava final de Champions de su historia. Pero lo más llamativo de todo es que por vez primera en todo este tiempo, el conjunto azulgrana ha superado todas las trabas –eliminó al campeón de la Premier en octavos (Manchester City), al de la Ligue 1 en cuartos (PSG) y al de la Bundesliga en semifinales– sin apenas sufrimiento. Con un estado físico envidiable, los hombres de Luis Enrique han arrollado como un huracán todo lo que se han encontrado por el camino.

Lejos queda aquél mítico remate de cabeza de Bakero en Kaiserslautern (1991), el tanto de Giuly en San Siro (2006), el Iniestazo de Stamford Bridge contra el Chelsea (2009) y la brillante actuación de Leo Messi con dos goles en el Bernabéu (2011). Luis Enrique ha enseñado al Barça a ganar sin sufrir. 

Estas son las ocho finales de la historia del Barça:

Berna: Barça-Benfica (2-3)

Sevilla: Barça-Steaua (0-0; derrota por penaltis)

Londres: Barça-Sampdoria (1-0)

Atenas: Barça-Milan (0-4)

París: Barça-Arsenal (2-1)

Roma: Barça-Manchester United (2-0)

Londres: Barça-Manchester United (3-1)

Berlín: Barça contra el campeón del Madrid-Juve.  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad