El Barça amenaza con retirar el carnet a los socios que revendan su asiento

stop

Los Mossos d'Esquadra sólo pueden actuar en el momento de la transacción económica para sancionar esta práctica ilegal

Imagen de las gradas del Camp Nou antes de un Barça-Real Madrid

20 de marzo de 2015 (23:53 CET)

El FC Barcelona amenaza con retirar el carnet a los socios que revendan sus asientos en los partidos con mayor demanda de localidades, como el clásico de este domingo contra el Real Madrid.

El club que preside Josep Maria Bartomeu persigue a los abonados que trafican con sus carnets. Empleados del Barça vigilan las gradas del Camp Nou y actúan si detectan irregularidades o situaciones anómalas, como turistas que buscan su localidad en el estadio con un carnet. Si éstos admiten que han pagado un alto precio por su asiento, la entidad puede requisar el abono.

La Comisión de Disciplina

La Comisión de Disciplina del FC Barcelona decidirá posteriormente si el socio ha incurrido en una falta leve o una grave. El primer caso puede comportar el pago de una sanción o la retirada parcial (unas semanas o meses) del carnet. El segundo caso contempla la retirada definitiva del abono.

La potestad de luchar contra los reventas corresponde a los Mossos d'Esquadra, que según fuentes de este cuerpo reclaman una legislatura más severa que la actual. La policía autonómica sólo puede actuar si capta el momento de la transacción económica para sancionar a la persona que se beneficia de esta operación ilegal.

Actualización del censo

El Barça detectó importantes bolsas de fraude en la última regularización del censo, con un número abusivo de carnets infantiles que eran utilizados para los sorteos de los desplazamientos más atractivos de la Champions. También investigó a las personas que tenían domiciliados muchos carnets en una misma cuenta bancaria.

La oferta de entradas por internet se ha disparado en los últimos días. Viagogo ofrece entradas desde 853 euros hasta 3.500 por una localidad Premium, mientras que los precios de Ticketbis oscilan entre 750 y 2.000 euros. "Las entradas escasean en el mercado negro y por eso alcanza precios abusivos", manifestó una fuente del Barça. El club apenas puso en venta unas 5.000 localidades para el Clásico.

Agencias oficiales

El club sí trabaja durante toda la temporada con varias agencias que venden packs para los partidos del Barça que incluyen la estancia de uno o dos días en Barcelona y billetes de avión u otros transportes. En los clásicos también aumenta los aviones privados que aterrizan en el aeropuerto de El Prat.

Otras agencias de viaje, en cambio, compran entradas en el mercado negro y las venden en el extranjero a precios muy elevados. En internet, mientras, abundan las ofertas de bolígrafos por 1.000 euros o más que regalan una entrada para el partido.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad