El Barça amenaza con despedir a los trabajadores fumadores

stop

Los empleados niegan haber recibido aviso alguno por encender un cigarrillo en las mismas instalaciones

Camp Nou sense fum | FCB

28 de noviembre de 2012 (19:00 CET)

El Barça prohíbe fumar en sus instalaciones tanto a aficionados como a empleados. A estos últimos, además, se les amenaza con el despido, según cuenta un alto cargo del club a Diario Gol. La verdad parece ser bien opuesta, dado que los propios trabajadores niegan haber recibido advertencia alguna y aseguran que "no está escrito" en ningún contrato, convenio u otro documento oficial que la entidad pueda actuar de tal modo.

"Si un empleado fuma en las instalaciones recibirá una sanción grave; si es reincidente se le despedirá", advierte una fuente del club. Si bien es cierto que son varios los trabajadores que fuman en sus ratos libres y en las zonas habilitadas para ello, hay otros que lo hacen a escondidas en los pasillos del estadio o en los urinarios.

"Los lavabos apestan"

Uno de los trabajadores del club asegura que "no pueden despedir a nadie por fumar en las instalaciones". De hecho, mantiene que el club perdería la demanda si se diera el caso. "Las sanciones están establecidas, estipuladas y escritas, y en ningún documento se hace referencia a los castigos derivados de encender un cigarrillo en las instalaciones", mantiene.

Otro compañero asegura que son varios los fumadores escondidos en el Camp Nou. "Los trabajadores fuman en las instalaciones, pero no de forma tan descarada como lo podían hacer hace unos meses, cuando entró en vigor la normativa", comenta a este diario. "Me escondo en el gol, entre los pasillos. La gente se esconde", continúa. "Entras en un lavabo y apesta a humo". Asimismo, acusa a los empleados de Barça TV de fumar "dentro del campo o en los pasillos". "Nadie nos ha dicho nunca nada", concluye. Lo que sí remarca esta fuente es que por fin "han quitado los ceniceros" de las instalaciones.

El ejemplo de la afición

Cuando entró en vigor al normativa del club (1 de enero de 2012), los trabajadores se escondían algo menos. Incluso el club tardó varias semanas en retirar los ceniceros que, obviamente, seguían llenándose de colillas día tras día.

El Barcelona confirma que un 8% del público fuma en las zona habilitadas para ello durante los partidos. Es decir, fuera del Camp Nou. En su caso, la teoría también dice que habrá sanciones para los que incumplan la normativa, aunque en la práctica solo se les advierte verbalmente.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad