El Barça acusa la hora de la siesta pero gana en Granada

stop

Rakitic y Luis Suárez, que costaron más de 100 millones de euros entre los dos, lideran una espesa victoria azulgrana

Luis Suárez, Ivan Rakitic y Neymar  | EFE

28 de febrero de 2015 (17:58 CET)

El FC Barcelona acusó, una vez más, la hora de la siesta. El conjunto de Luis Enrique sufrió para ganar en Granada (1-3) durante un partido espeso que pudo tener un desenlace fatídico. Sin embargo, los jugadores del Barça tiraron de oficio y se repusieron tras el tropiezo contra el Málaga en el Camp Nou.

El Barça nunca llegó a dominar el partido. Pasó buena parte del primer tiempo jugando más en campo propio que contrario y el Granada llegó a generar más peligro durante varios tramos del choque. Ivan Rakitic y Luis Suárez hicieron de salvadores. Los dos fichajes más importantes del Barça este verano, que costaron más de 100 millones de euros entre ambos, empiezan a rentabilizar la inversión realizada con minutos y goles.

Rakitic, el mejor del Barça sobre el campo, lideró la victoria con una actuación sobresaliente que mantuvo enchufados a los hombres de Luis Enrique, muchos de ellos desconectados. Rakitic se encargó de adelantar al Barça en el marcador al aprovechar un rechace de Cala que dejó el balón muerta en la frontal del área ('25). Ya en la segunda parte hizo la pared con Luis Suárez y le sirvió la asistencia para que el delantero uruguayo batiese a Oier con un fino toque de exterior ('49).

Lass desquicia a la defensa y Messi resuelve

Sin embargo, la defensa poco acertada del Barça ayudó al Granada. Lass, el mejor del conjunto andaluz con grandes acciones de desborde por dribbling y velocidad, volvió locos a Dani Alves y Marc Bartra. El central catalán terminó por cometer un penalti que se encargó de transformar Fran Rico ('53). Tampoco estuvo fino Mathieu, superado en muchas acciones y, finalmente, sustituido por Sergio Busquets debido a la tarjeta amarilla que vio en el segundo tiempo.

También Neymar, bastante espeso, y Luis Suárez fueron amonestados. Ello no impidió al uruguayo regalar un gol a Messi, en otra jugada con participación de Rakitic ('70). Sin embargo, Luis Enrique optó por sustituir al 'pistolero' –que salió molesto del campo– en vez de a Neymar para dar a Pedro los 10 últimos minutos. El Barça suma tres puntos tras la derrota en Málaga y obliga a ganar al Madrid, que jugará el domingo contra el Villarreal en el Bernabéu (21:00 horas).  

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad