El Barça acaricia la Liga

stop

Un cabezazo de Neymar y un remate acrobático de Pedro sentencian a los donostiarras.

Los jugadores del Barça celebran el gol de Neymar ante la Real Sociedad | EFE

09 de mayo de 2015 (20:03 CET)

Partido de entreguerras del FC Barcelona. El conjunto azulgrana salió con un ojo puesto en Múnich y no lo tuvo fácil ante un rival rocoso como es la Real Sociedad de David Moyes. Al final, la diferencia de calidad entre ambos equipos decantó la balanza. Primero Neymar y después una soberbia chilena de Pedro, el gran olvidado de este Barça, acercaron un poco más al equipo de Luis Enrique al título de liga.

El aguerrido planteamiento propuesto por los blanquiazules menguó el caudal ofensivo de Messi y compañía. Sólo Dani Alves conseguía generar peligro durante los primeros compases de juego ante la estrecha defensa donostiarra. En el extremo contrario, Neymar y Adriano no mezclaban y se echaba en falta la presencia de Jordi Alba para dinamizar el equipo. Un remate de cabeza del 10 azulgrana y un disparo de Piqué fueron el escaso bagaje rematador ante  Rulli. El guardameta donostiarra se agigantaba por momentos.

Con el segundo tiempo llegan los goles

Sin embargo, en la reanudación, el impreciso Neymar acertó. Centro de Messi que peina un defensa rival y el garoto bonito ejecuta la Liga. A partir de entonces, el partido fue cuesta abajo. Moyes logró desactivar al Barça pero no encontró manera de desarticularlo y apenas inquietó a Claudio Bravo. El encuentro se encaminaba a su fin cuando Pedro tuvo la recompensa a su difícil temporada. Las portadas de mañana deberían ser para él, pues su plástico remate de tijera (2-0) despertó la mayor ovación de la tarde y tranquilizó hasta al culé más pesimista.

Continuan los azulgranas contando sus partidos por victorias y este sábado vencieron con solvencia a otro rival serio. El mismo que desencadenó al equipo de Luis Enrique. El balón queda ahora en el tejado del Real Madrid, que deberá sumar los tres puntos ante el Valencia si no quiere decir adiós antes de tiempo a la competición doméstica.