El Barça abre nuevos mercados en Israel y Palestina

stop

Sandro Rosell y Javier Faus, que se reunirán con Shimon Peres y Mahmud Abbas, negociarán la disputa de partidos amistosos

19 de febrero de 2013 (14:03 CET)

La junta directiva del FC Barcelona busca nuevos mercados para exportar la marca Barça. Sandro Rosell, presidente del club, y Javier Faus, vicepresidente económico, iniciarán este jueves un viaje de dos días a Israel y Palestina para reforzar los vínculos institucionales y comerciales con representantes de las dos comunidades. También impulsarán puentes de concordia con sus máximas autoridades políticas.

Rosell y Faus se entrevistarán con Simon Peres, presidente de Israel, y Mahmud Abbas, presidente de la Autoridad Nacional Palestina, en Tel Aviv y Ramala, respectivamente. Durante su visita oficial, los dos dirigentes de la primera entidad deportiva de Catalunya también visitarán Jerusalén, realizarán una ofrenda floral en el memorial del Holocausto Yad Vashem y acudirán al Centro Peres por la Paz, en Jaffa. En la capital de Cisjordania se reunirán con el general Jibril Rajoub, presidente de la Federación de Fútbol y del Comité Olímpico de Palestina.

Lazos de entendimiento y concordia

En un comunicado, el FC Barcelona asegura que defiende "unos valores universales" y recalca que es el club deportivo que tiene más aficionados en Israel y Palestina. También asume el compromiso de "desarrollar lazos de entendimiento y concordia entre Israel y Palestina a través del deporte y la cultura".

Durante su visita, Rosell y Faus estudiarán una oferta para disputar un partido amistoso en Jerusalén contra otro equipo europeo de primer nivel en julio o agosto de 2013. Qatar Sports Investments, patrocinador oficial del FC Barcelona, también quiere cerrar un acuerdo con los dirigentes del club que incluiría la celebración de un encuentro en Gaza para satisfacer al Gobierno de Hamás.

Una iniciativa de Bassat


En 2005, el Barça disputó un partido a favor de la paz en Oriente Medio contra el Peace Team, una selección de jugadores israelís y palestinos, en una iniciativa impulsada por Lluís Bassat, excandidato a la presidencia del club, y Peres que contó con la colaboración del ministro de agricultura palestino, Walid Abed Rabo.

En julio de 2011, Abbas visitó las instalaciones del FC Barcelona y fue recibido por el presidente institucional, Carles Vilarrubí. Tres meses después, la Fundació del Barça organizó una estancia de niños israelís y palestinos en La Masia. El club también colabora con YaLa, movimiento social juvenil vinculado con el Centro Peres por la Paz que fomenta la convivencia entre las dos comunidades.

Malestar por la invitación a Gilad Shalit


Las buenas relaciones con la comunidad palestina se deterioraron el pasado mes de octubre cuando la directiva del FC Barcelona invitó al militar israelí Gilad Shalit (fue capturado y retenido durante cinco años por militantes de Hamás) a presenciar el partido de Liga contra el Real Madrid que se disputó en el Camp Nou. Los medios de comunicación de Gaza llamaron al boicot y se quemaron varias camisetas del equipo azulgrana.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad