El balonmano golea al tenis, pero sigue muy lejos del fútbol

stop

La final del Mundial fue vista por 3,5 millones de espectadores, 1,4 millones más que el decisivo partido de la Copa Davis

Audiencias | Gerard Mateo

28 de enero de 2013 (17:38 CET)

La final del Mundial de balonmano, que se disputó este domingo en Barcelona, tuvo una audiencia de 3,5 millones de espectadores en España, una cuarta parte de la final del Mundial de fútbol de 2010. Las cifras del último gran evento deportivo también son sensiblemente inferiores a las de la final olímpica de baloncesto y del Gran Premio de Brasil de fórmula 1 de 2012. El balonmano, en cambio, goleó a la selección nacional de Copa Davis.

El balonmano, el tercer deporte de equipo con más licencias en España, tuvo un notable impacto mediático durante la pasada semana. En TVE, la final entre la selección de Valero Rivera y Dinamarca tuvo una audiencia media de 3,4 millones de espectadores y un 21% de cuota de pantalla o share. En Esport 3, en cambio, las cifras fueron muy inferiores: 97.000 espectadores y sólo un 4% de share.

Casi 14 millones vieron la final del Mundial de fútbol


Dos años y medio antes, la selección española de fútbol disputó la final del Mundial en Suráfrica. Mediaset tenía los derechos audiovisuales y el decisivo partido entre España y Holanda fue presenciado por 13.933.000 espectadores y tuvo un 82,9% de cuota de pantalla. Dos años después, la final de la Eurocopa de Ucrania y Polonia tuvo una audiencia de 15,5 millones de espectadores y un 83,4% de share.

La última final de la Copa del Rey de fútbol que disputaron el Barça y el Athletic también tuvo unas audiencias muy superiores al balonmano. En TVE, el partido fue seguido por 7,7 millones de espectadores y en TV3, por 1,5 millones. En total, 9,2 millones de aficionados presenciaron la victoria del equipo azulgrana. Las cuotas de pantalla fueron del 41,9% y del 46%, respectivamente.

Los Juegos de Londres

El baloncesto, la eterna referencia del balonmano en España por ser el segundo deporte de equipo más popular, también tiene un mayor impacto, pero las diferencias se reducen notablemente. La final de los Juegos Olímpicos de Londres entre la selección española y Estados Unidos fue presenciada en TVE por 5,4 millones de espectadores (44,9% de cuota de pantalla).

La fórmula 1, en cambio, se consolida como el segundo deporte más popular en España desde la irrupción de Fernando Alonso, bicampeón del mundo. El último Gran Premio de la pasada temporada, que decidió el título a favor de Sebastian Vettel, tuvo una audiencia de 7,1 millones de espectadores en Antena 3 (35,8% de cuota de pantalla) y 894.000 espectadores siguieron la carrera por TV3, que tuvo un 30,4% de share.

Almagro contra Stepanek

La última final de la Copa Davis que España disputó contra la República Checa tuvo un seguimiento inferior a la final del Mundial de balonmano. El último partido entre Almagro y Stepanek, emitido por TVE, fue visto por 2.090.000 espectadores y tuvo una cuota de pantalla del 13,1%.

En España, la distancia entre el baloncesto y el balonmano todavía es grande. La economía de casi todos los clubes es precaria y su futuro es incierto. "El balonmano es un reflejo de la sociedad, pero el Mundial debe tener un impacto positivo que debemos saber canalizar", manifestó Valero Rivera, seleccionador español. "Quiero reivindicar que en España hay más deportes que el fútbol. El balonmano también conecta con la gente", manifestó Dani Sarmiento tras la contundente victoria de España ante Dinamarca.

Cinco millones por partido en Alemania

En Alemania, en cambio, el balonmano tiene una incidencia muy superior al baloncesto. Los seis partidos de la selección germana, eliminada por España en cuartos de final, fueron presenciados por 30 millones de espectadores (cinco millones de media), según informó la Federación Internacional de Balonmano (IHF). El máximo organismo internacional también comunicó que el Mundial de balonmano fue seguido en 150 países de todo el mundo y que 41 cadenas de televisión retransmitieron los partidos en directo. La organización acreditó a 1.600 medios y durante el torneo se practicaron 73 controles antidopaje. Todos dieron resultado negativo.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad