El balón de invierno de Nike, el último gran invento del marketing

stop

Esta jornada empieza a rodar el cuero amarillo, presente en la Liga desde la temporda 2004-05

La pelota de invierno de la temporada 2012-13

27 de octubre de 2012 (15:49 CET)

Puro y simple marketing. Este fin de semana ha empezado a rodar el balón de invierno en la Liga. Sí, el amarillo, supuestamente visible en condiciones meteorológicas adversas. Sin embargo, cuando llueve mucho, hay niebla o nieva en los campos de España, el partido acostumbra a suspenderse. Eso poco le importa a Nike, la empresa que revolucionó la comercialización del material futbolístico a finales de la década de 1990. Por cierto, el balón amarillo de invierno nació en la temporada 2004-05.

Los esféricos Nike llegaron a la Liga en la temporada 1996-97. Desde entonces, en cada temporada se ha estrenado un nuevo diseño –incluso dos, desde el curso 2004-05—, algo totalmente novedoso, promocionado como un instrumento mejor preparado para favorecer el espectáculo. El primer cuero Nike en España fue el Nike NK 350 Geo, totalmente blanco con el símbolo de la marca en grande, negro, bordeado en rojo. Totalmente innovador. Totalmente exitoso en ventas. Por ello, durante las siguientes tres temporadas se repitió la fórmula, solo cambiando el color del logo.

El origen del color amarillo


Posteriormente, se repitió estrategia con los Nike Geo Merlin, donde los motivos y los colores se convirtieron en la distinción del balón de fútbol. Hasta que en la temporada 2004-05 Nike presentó un doble cambio. Primero, con los colores chillones y las líneas verticales como estandarte; segundo, con un esférico para el invierno, amarillo, que solo debía utilizarse durante dos meses. Curiosamente, desde antes de Navidad hasta finales de enero. Era la era de los Nike Total.

Sin embargo, el color amarillo se remonta a la temporada 1966-67. Después de los cueros marrones y pesados, llegó a la Liga el Amilcar. Adidas también tuvo su etapa gloriosa en el mundo del balompié, desde la década de 1970 hasta la llegada de Nike. Solo una excepción, el Mery Sport (1988-89). Hay que reconocer que Adidas, la empresa alemana, fue una revolucionaria de su época. Por primera vez incluyó las formas hexagonales y pentagonales –presentes en los Nike—, así como los colores blanco y negro (México 1970).

Diferentes mercados

No obstante, Nike y Adidas controlan diferentes mercados. La multinacional estadounidense, con ingresos de 20.000 millones de euros anuales, controla la Liga, Premier League o la Serie A; a equipos como Barcelona, Atlético, PSG, Inter, Juventus, Arsenal o Manchester United, Australia, Croacia, Bélgica, Francia, Holanda, Portugal o Brasil; y a deportistas como Federer, Nadal, Ronaldo, Iniesta o Agüero.

Por su parte, Adidas, se encarga de los balones de la Ligue1, la Bundesliga, los Mundiales, la Champions o la Eurocopa; de equipos como el Real Madrid, el Chelsea, el Bayerm o la selección española; y de deportistas como Leo Messi o Xavi. La casa alemana, algo por detrás a nivel de ingresos, ha decidido reinventarse para alcanzar a Nike y ha dejado a un lado los colores para renovar las formas con las molduras planas, que ofrecen menos costuras y más perfección. El primero balón sin hexágonos ni pentágonos se presentó en el Mundial de Alemania 2006. Su nombre, Teamgeist.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad