El baile de 'papá' Pepe, la última provocación del defensa del Real Madrid

stop

El portugués, de origen brasileño, es noticia en la victoria y en la derrota por sus malas artes dentro y fuera de los terrenos de juego

Pepe propinó diversos cortes de mangas a la afición del Barça en la final de Copa de Mestalla | EFE

12 de noviembre de 2012 (17:00 CET)

Pepe, siempre Pepe. El portugués es noticia en la victoria y en la derrota del Real Madrid, y casi siempre por acciones ajenas a la práctica normal del balompié. Se mueve como un funámbulo sobre la línea que separa la ley del delito. Se ha vuelto a escapar del castigo, pero se ha llevado un puñetazo de Sergio Ballesteros. Del triunfo épico del conjunto blanco en el Ciutat de València se recordarán dos cosas: el tremendo e impune codazo de David Navarro a Cristiano Ronaldo y el baile de Pepe en el túnel de vestuarios. "Pepe se mofó de nosotros", denunció el 'granota' Juanfran tras el partido. Porque Pepe tiene el don del oportunismo. Lo sorprendente, visto su historial, es que en cinco temporadas (esta es la sexta) con la camiseta blanca solo ha recibido tres rojas directas.

Pepe, padre de una niña desde el 28 de agosto, aterrizó en el Bernabéu en verano de 2007 con el dudoso honor de ser el defensa más caro de la historia (30 millones de euros). En su primera temporada cumplió en la zaga y solo vio 10 cartulinas amarillas (cinco en Liga, dos en Supercopa y tres en Champions), aunque terminó expulsado con doble cartulina en dos ocasiones (una en Supercopa y otra, en Champions). El portugués despertó de su letargo en la campaña 2008-09.

Casquero y la llegada de Mourinho

En la jornada 32, el Madrid recibió al Getafe. El derbi, muy disputado, se resolvió en los últimos diez minutos (3-2). Y eso que Albín falló el penalti que les regaló Pepe en el minuto 87. Fue lo de menos. Lo de más, la agresión múltiple del central portugués, que pateó a Casquero en el suelo, propinó un puñetazo a Albín e insultó al árbitro (también le regaló un "hijo de puta" al colegiado del Villarreal-Real Madrid de la temporada pasada). Total, 10 partidos de suspensión que debían ser ejemplares y educadores, pero que se ha visto que de poco le sirvieron a Kléper Laveran Lima, 'Pepe'.

Entre lesiones y sanciones, el luso de origen portugués apenas participó en el curso 2009-10 (una amarilla en Liga y otra, en Champions), pero regresó con fuerza con la llegada de Mourinho al vestuario blanco. Se desinhibió. Así, en 38 partidos (26 de Liga, ocho de Champions y cuatro de Copa), el '3' vio 14 cartulinas amarillas y dos rojas. Una de ellas, en las semifinales de la competición continental ante el Barcelona por entrarle a Dani Alves con la plancha a la altura de la tibia. Aunque se protestó mucho la decisión del colegiado porque apenas tocó al azulgrana, Pierluigi Collina (miembro del Comité de Árbitros de la UEFA) confirmó que solo la intención del luso era merecedora de roja. Por cierto, esa temporada la terminó Pepe en Mestalla regalando cortes de manga a la afición azulgrana tras conquistar la Copa del Rey.

El pisotón a Messi

Sin duda, el curso pasado fue el más prolífico para Pepe a nivel de amonestaciones: hasta 17 amarillas vio el defensa (11 en Liga y una doble amarilla, tres en Copa, una en Supercopa y dos en Champions). Aunque la imagen que queda en la memoria de todos es la del pisotón a Messi durante los cuartos de final de la Copa del Rey, en el Bernabéu, estando el argentino en el suelo. Pidió perdón en una actuación casi tan perfecta como orquestada ante las cámaras de la televisión oficial del club, igual que cuando finge patadas, agresiones y demás dolencias sobre los terrenos de juego.

Con todo, Pepe es la víctima casi siempre. Como en esta ocasión, en la que Sergio Ramos, experto en agredir con las manos (como hizo con Carles Puyol en la temporada 2010-11), le ha recomendado a Ballesteros (tampoco tiene un mal currículum) que "si le gusta el boxeo, que se cambie de deporte". Seguramente no hay modalidad deportiva en el mundo capaz de recoger en su reglamento todas las 'virtudes' de su compañero Pepe. Por ahora, Kléper Laveran Lima acumula 55 amarillas y tres rojas con la camiseta del Real Madrid.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad