El Ayuntamiento de Cerdanyola niega que ponga en riesgo la continuidad del balonmano catalán

stop

La oficina de prensa envía un comunicado donde reconoce la extinción unilateral del contrato con la FCH

Las instalaciones del PEM Guiera, sede de la FCH | A. Salillas

20 de noviembre de 2013 (11:46 CET)

El Ayuntamiento de Cerdanyola del Vallès ha reaccionado ante las duras palabras pronunciadas por el presidente de la Federació Catalana d'Handbol. A través de un comunicado oficial, el municipio asegura que, si bien es cierto que pidieron la resolución unilateral del contrato que unía a ambas partes el 14 de noviembre, ello no tiene por qué "dinamitar" la relación con la FCH.

"El Ayuntamiento desmiente las afirmaciones de la Federació Catalana d'Handbol", empieza el comunicado. "Es falso que la decisión municipal de iniciar el expediente de resolución del contrato del PEM Guiera adjudicado a favor de la FCH dinamite la relación entre ambas partes. El Ayuntamiento siempre se ha manifestado favorable al diálogo", añade.

Auditoría

Cerdanyola pidió una auditoría a la empresa Faura-Casas, Auditors-Consultors para decidir cuál era la mejor solución de cara al futuro de la gestión del Parc Esportiu Municipal de Guiera. Ante una serie de supuestas "irregularidades" por parte de la FCH, el Ayuntamiento decidió incoar la resolución del contrato –firmado el 25 de enero de 2001– y dar una plazo de 15 días hábiles a la Federación Catalana para que presente la "documentación requerida".

El Ayuntamiento "niega con rotundidad que quiera poner en riesgo extremo la continuidad del balonmano en Catalunya", al tiempo que también expone que "no tiene ninguna responsabilidad con la situación como empresa de la FCH", que es la que se encarga de gestionar el balonmano en Catalunya. Nada dice el comunicado de la inversión de siete millones que hizo la FCH para construir el pabellón ni de la supuesta deuda que tienen de 180.000 euros con la propia Federación.

Al suscribirte confirmas nuestra política de privacidad