El Atlético y el Madrid afrontan la Champions mirando al pasado

stop

Los de Simeone quieren restañar la dolorosa derrota en la final de Lisboa, y los madridistas, doblegar por primera vez esta temporada al conjunto colchonero

Sergio Ramos marca un gol en el último derbi madrileño en Europa

13 de abril de 2015 (12:16 CET)

Los dos tienen cuentas pendientes que saldar, por lo que el duelo en OK Corral del Manzanares será algo más importante que una cuestión de vida o muerte que diría Bill Shankly, el histórico técnico del Liverpool FC. Quien caiga de bruces de la Champions afrontará un duro peregrinaje lo que resta de temporada, y soportará una pesada losa hasta el fin de sus días.

Los caminos del Atlético de Madrid y del Real Madrid en la máxima competición europea de clubs, y posiblemente mundial, vuelven a cruzarse 324 días después de la histórica final de Lisboa (4-1). Aquel triunfo en la prórroga, con el eterno cabezazo de Sergio Ramos con el partido en fase terminal, es el último recuerdo feliz del conjunto de Carlo Ancelotti. Desde entonces, merengues y colchoneros se han enfrentado seis veces, seis, sin que los blancos sepan lo que es ganar al Atlético. 

El histórico 4-0 en Liga en el Calderón

El Madrid no ha sido capaz de vencer esta temporada al Atleti ni siquiera con su mejor versión. Seis partidos entre la Supercopa de España, la Liga y la Copa del Rey, con un saldo netamente favorable a los colchoneros: cuatro victorias y dos empates; los dos en el Santiago Bernabéu: en la ida de la Supercopa (1-1) y en la vuelta de la Copa (2-2). Aunque el balance anotador tampoco es alentador para los de Carletto: únicamente han marcado cuatro goles, frente a los 12 que les ha endosado el conjunto del Cholo Simeone, cuatro de ellos, nada menos, en el Vicente Calderón, el pasado día 7 de febrero. Vencidos en la Supercopa, derrotados en la Liga y eliminados de la Copa. Tres de tres.

Cuatro partidos europeos en dos ediciones

Para el Real Madrid, la eliminatoria de cuartos de Champions será la revancha por la racha de seis derbis consecutivos sin conocer la victoria. Para el Atlético de Madrid, vengar la afrenta deportiva que supuso perder la final de Lisboa cuando acariciaban la Orejona con la yema de los dedos. El nuevo escenario, sin embargo, no es favorable al equipo del Manzanares. El Madrid y el Atleti se han enfrentado cuatro veces en Copa de Europa, en dos ediciones [1958-59 y 2013-14], y en las dos cayeron los atléticos, lo que supuso que sus vecinos se hicieran con la Cuarta y la Décima. Esta será su tercera eliminatoria europea.

El primer derbi madrileño en la máxima competición continental data de la temporada 1958-59, entonces en semifinales. El primer partido lo ganó el Real Madrid (2-1). El gol inicial del defensa colchonero Chuzo (13') lo neutralizó Rial (15') dos minutos después. Cerró el marcador Puskas, de penalti (33'). En el Metropolitano, dos semanas después, se impuso el Atlético (1-0) con un gol del sevillano Enrique Collar (43'). Collar y Joaquín Peiró formaron en la segunda mitad de la década de los 50 el ala infernal del Atlético.

Como entonces la UEFA aún no había establecido el cómputo de goles ni el valor doble de goles en campo contrario para designar al ganador, se tuvo que jugar seis días más tarde un tercer partido de desempate en La Romareda, estadio del Real Zaragoza (2-1). Todos los goles se lograron en el primer tiempo. Abrió el marcador Di Stéfano (16'), empató Collar (18'), y Puskas (42') acabó sacando los billetes para la final de Stuttgart. En el Neckarstadion, el Real Madrid se impuso al Stade de Reims francés por 2-0: goles de Mateos (2') y Di Stéfano (47').

El gol de Sergio Ramos en la final de Lisboa

El segundo cruce europeo entre los dos equipos madrileños aún está caliente. Data de la temporada anterior y todavía no se ha cumplido un año. Fue el 24 de mayo pasado en la final de Lisboa. El Real Madrid volvió a imponerse al equipo de Simeone en el Estádio da Luz (4-1). Pocos, muy pocos, recuerdan el resultado final. Sólo que ganaba el Atlético con el encuentro acabado. Que el colegiado holandés Björn Kuipers añadió tres minutos de prolongación. Que se elevó Sergio Ramos… Pero esto ya es historia.